Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Arquitectura y Diseño ]
 
Seguridad en el control de accesos

El sentido de propiedad es una apreciación innata del individuo que en mayor o menor grado hemos querido satisfacer limitando el acceso de otros individuos a nuestras propiedades buscando proteger tanto nuestro patrimonio como a nuestros seres queridos de agresiones o simplemente de visitas no deseadas.

En los primeros asentamientos humanos se trazaban muros y se restringía el tránsito de personas y bienes para proteger a los residentes y sus bienes. Con el tiempo se fueron desarrollando sistemas de control que mejoraron la seguridad de los recintos amurallados   y se profesionalizó la vigilancia. El control de los accesos paso de ser un reflejo para satisfacer los requerimientos de seguridad a desarrollarse como un método de orden sumamente eficiente que permitió a la autoridad obtener información importante y generar estadísticas para facilitar la toma de decisiones en múltiples sentidos. Decisiones económicas, decisiones estratégicas, hasta decisiones que afectan la salud de los individuos.

La evolución de los sistemas de control en los accesos ha ido de la mano del avance tecnológico y de la necesidad creciente del individuo de extender los niveles de información a su alcance para minimizar las afectaciones en su entorno más próximo que pudieran poner en riesgo su propiedad, seguridad o privacidad. Para ello, ha sido necesario orientar el desarrollo tecnológico hacia cuatro pilares fundamentales:

  1. Los medios y soportes de identificación.
  2. El control de puertas propiamente dicho.
  3. Los sistemas que permiten la comunicación entre los diferentes dispositivos de control y entre éstos y el centro de gestión.
  4. Los sistemas de gestión y de integración con otros sistemas inteligentes.

El mercado se nutre constantemente de nuevos mecanismos de autentificación que controlan la seguridad en los accesos mediante la implementación de códigos numéricos de verificación hasta lectores de huellas digitales o de reconocimiento facial. Con estos mecanismos cada vez más sofisticados podemos de forma eficaz, aprobar o negar el paso de personas o grupo de personas a zonas restringidas en función de ciertos parámetros de seguridad previamente establecidos. La interlocución de estos controles con nuevos sistemas de gestión y la integración con otras opciones inteligentes hace posible llevar un registro automatizado de los movimientos de un individuo o grupo dentro de un espacio determinado.

La parte física que hace efectiva la seguridad en un acceso determinado viene representada por la oferta comercial de cerramientos que responde a una demanda específica de servicio. En este sentido hemos visto desarrollarse el mercado especializado de aperturas a la par de las necesidades de tránsito o seguridad dando lugar a una amplia gama de soluciones residenciales, industriales y comerciales:

  • Puertas peatonales
  • Puertas comerciales
  • Puertas rápidas
  • Puertas de garaje

Los avances en la motorización de las puertas de acceso y su integración a los sistemas de gestión han permitido ampliar las opciones para la atención de cada demanda específica incorporando otros beneficios que complementan su uso como aquellos relacionados con el diseño, aperturas, el ahorro energético o la gestión de espacios arquitectónicos.

La seguridad colectiva

Las consecuencias que han traído a nuestras vidas las agresiones y atentados recurrentes en el mundo han sido detonantes de un desarrollo exponencial de los sistemas de gestión, además de modificar la percepción que en el pasado hemos tenido sobre la seguridad en nuestro entorno. El círculo de seguridad que rodea nuestra vida diaria se ha visto afectado al punto de que hemos tenido que modificar nuestras premisas personales en la búsqueda de asegurar las áreas que compartimos con otros individuos para admitir las decisiones colectivas que brindan nuestra propia seguridad.

La aceptación de los nuevos procedimientos de control de acceso en áreas públicas por parte de los usuarios como plazas, edificios, aeropuertos, colegios, etc nos habla de que los ciudadanos se han dado cuenta de que nos encontramos en una situación mucho más vulnerable a todo tipo de atentados que en el pasado. El ciudadano promedio se encuentra alerta a las amenazas potenciales y está dispuesto a denunciar situaciones sospechosas a la policía o a las autoridades que puedan mejorar los niveles de seguridad compartidos. La comunicación entre el personal de seguridad y los organismos gubernamentales federales, locales y estatales se ha venido afianzado. En la actualidad, los sistemas de gestión de accesos seguros incluyen a la policía y a los bomberos en sus procesos de planificación y estrategia.

En este punto podemos asegurar que en los próximos años por venir asistiremos a una nueva revolución en este sector tanto en la conceptualización como en la interacción con estos sistemas que habrá de ser parte de la cotidianidad que rodea nuestra actividad diaria.

Colaboración AMEVEC

Fecha de publicación: 26/10/2018

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter