Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Arquitectura y Diseño ]
 
El concepto evolutivo del garaje

Henry Ford desarrolló la producción en masa de automóviles y los hizo accesibles para la población a nivel mundial. Comenzaron a proliferar y el almacenamiento se convirtió en un problema.

Los primeros modelos fueron concebidos sin techo por lo que estaban expuestos a las inclemencias del tiempo. Para evitar el daño muchos propietarios de automóviles los estacionaban en graneros y caballerizas mientras que en las grandes urbes proliferaban espacios de renta destinados a su resguardo De hecho, el término garaje es un derivado del término francés “garer”, que significa aparcar o colorar transitoriamente un vehículo en un espacio.

No pasaría mucho tiempo hasta que los garajes públicos afectaran con sus rentas la economía de las familias y se manifestaran las primeras necesidades de considerar espacios específicos en las viviendas que brindaran comodidad al usuario y protección al automóvil. A raíz de esta demanda y de la importancia social y económica del automóvil la arquitectura se vio influenciada y comprometida para integrar estos espacios en casas y edificios.

Durante todo este camino las puertas de acceso y protección de los garajes han venido ofreciendo soluciones diferentes que han evolucionado a la par para responder a las necesidades de espacio cada vez más limitadas, los requerimientos de seguridad y la demanda de un acceso más cómodo para el usuario. La puerta de garaje a pasado de los diseños invasivos a sistemas sumamente eficientes que aprovechan al máximo el espacio. Los materiales y acabados con los que hoy se fabrican la mayor parte de los modelos comerciales de puertas de garaje requieren de un muy bajo mantenimiento y cuentan con un gran número de opciones inteligentes para elevar las condiciones de seguridad y comodidad en estos espacios.

Con el tiempo la superficie destinada a garaje ha venido ampliando su uso exclusivo a otras áreas relacionadas con el almacenamiento de enseres y espacios de ocio en el que se dan actividades relacionas con el bricolaje. Hoy, vemos como el uso creciente de los garajes como espacios de almacenamiento ha dado lugar a nuevos conceptos como es el caso de los negocios de renta de mini-bodegas donde se ofrece usuario un espacio extra donde almacenar los bienes que no podemos abandonar y necesitamos mantener en buen estado.

Un concepto en continua evolución que es ahora base de la oferta comercial que ha permitido el nacimiento de empresas que utilizan estos servicios de almacenaje y entrega para atender a sus clientes apoyados de un Call Center. Aún en estos nuevos modelos de negocio el concepto de seguridad y funcionalidad sigue estando relacionado al diseño que ofrece la puerta de garaje. Es en estos casos en particular donde los sistemas enrollables han venido evolucionando para elevar los niveles de seguridad y limitar los espacios de enrollamiento a través del diseño de nuevos perfiles. Diseños más eficientes que se alimentan de una variada paleta de colores para dar personalidad a las empresas que prestan estos servicios y confianza a quien los contratan.

Colaboración: AMEVEC

Fecha de publicación: 10/01/2019

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter