Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Innovaciones ]
 
Vidrios inteligentes electrocrómicos desarrollados con nanotecnología

El desarrollo constante de la industria del vidrio ha dado lugar al nacimiento de vidrios denominados inteligentes capaces de modificar sus propiedades en función de cambios ambientales. Esta condición ha revolucionado el concepto de iluminación en el diseño de interiores, convirtiendo al vidrio en elemento activo que puede proveernos de confort térmico o protección solar. La regulación inteligente de la protección solar, privacidad o transparencia según se desee, convierte al vidrio inteligente en una herramienta de bienestar al servicio del usuario.

El vidrio electrocrómico está compuesto por siete capas de diferentes materiales. Las dos más exteriores son de vidrio transparente, y son las que dan al vidrio las características de resistencia, aislamiento térmico y acústico. Las dos capas siguientes están compuestas por un material conductor transparente que se encuentra conectado a la corriente eléctrica. Entre estas dos últimas capas citadas están las tres centrales, y en ellas es donde se produce la reacción química del material electrocrómico que hace oscurecer el vidrio por efecto del paso de corriente eléctrica. Cuando la corriente se invierte el proceso también lo hace, recuperando así la transparencia siendo posible ajustar el grado de oscuridad hasta el nivel deseado.

Este tipo de vidrio comenzó usándose en la fabricación de los espejos retrovisores de los coches ya que tienen la capacidad de evitar los deslumbramientos de las luces de otros vehículos o del sol al mirar a través de ellos. Una nueva generación mucho más avanzada busca su aplicación en el campo de la construcción, y más concretamente en ventanas y fachadas integrales. Éstas tienen la capacidad de regular la cantidad de luz y calor que llega al interior. De esta manera se reduce la necesidad de instalación de sistemas de control solar, se disminuye el gasto en iluminación, así como, se obtiene una alta eficiencia energética al abatir el consumo en aire acondicionado entre un 20 y un 30 %

La reacción química que se produce en la capa electrocrómica tiene una duración directamente proporcional a la superficie del vidrio. En un espejo retrovisor del coche puede tardar seis segundos en oscurecerse y diez en recuperar la claridad. En el caso de una ventana la reacción tarda de seis a diez minutos.

El vidrio electrocrómico no es reflectante y tiene una excelente claridad óptica ya que en él no hay manchas, agujeros e irregularidades. Cuando está oscurecido el color es uniforme y el cambio de transparente a tintado se produce de manera suave, gradual y coordinada en grupos de ventanas. Cuando está en estado de transparencia máxima alcanza un tinte muy ligero de color amarillo.

La transmisión de luz en un vidrio electrocrómico puede variar del cinco al ochenta por ciento, dependiendo del estado en que esté. Las ventanas de ese tipo requieren una conexión eléctrica que se traduce en un cableado que comunica las ventanas con una toma de corriente. El consumo de energía es de 0,1 W/ciclo/m², lo cual es realmente bajo.

La tensión eléctrica que se usa en este vidrio va de uno a tres voltios y solo se usa energía eléctrica para cambiar de estado (tintado, transparente y fases intermedias) y no para mantenerlo. El vidrio puede estar programado para absorber sólo una parte del espectro de la luz, como los rayos infrarrojos.

El Instituto de Normas y Tecnología de Estados Unidos ha demostrado que las ventanas electrocrómicas pueden reducir la energía consumida en un edificio comercial entre un 30 y un 40 por ciento.

La aplicación arquitectónica de vidrios electrocromáticos ofrece infinitas posibilidades a los arquitectos, constructores, fachadistas, elaboradores de ventanas y consumidores en general donde poder explorar otras aplicaciones basadas en las ventajas técnicas, creativas y de diseño que el vidrio puede ofrecerles para el desarrollo de nuevos proyectos.

Fecha de publicación: 11/02/2013

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter