Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Innovaciones ]
 
Puertas de Garaje y Comercio, Conceptos Básicos

El garaje es una de las partes más vitales de una casa, ya que es el lugar utilizado para guardar nuestros vehículos, herramientas, y todos tipos de artículos diversos. Cuando se trata de la cochera, lo más importante es la puerta del garaje. Es la puerta del garaje que dicta el aspecto de la cochera, así como la funcionalidad y la seguridad.
 
Puertas de garaje: la mejor elección
  
El estilo y diseño de la casa en donde se quiera instalar la puerta del garaje, también llamada “portón”, definen muchas veces el modelo más adecuado. Los materiales y el tipo de apertura y cierre adecuados, de acuerdo con el tamaño del garaje y altura del techo, son algunos de los parámetros para tener en cuenta en el momento de evaluar costes y resultados.
 
Por otra parte, estos artículos se conciben como complementos arquitectónicos de las fachadas, lo que también incide en la decisión. Los materiales más comunes en la fabricación de portones automáticos son el hierro galvanizado, el hierro forjado, el aluminio y la madera. También se utiliza la fibra de vidrio para fabricarlos, aunque no ofrecen tanta duración, resistencia y seguridad como los otros.
 
Estas son las opciones:
 
Canceles batientes.
En la versión de una o dos puertas, éste suele ser el modelo más común en las urbanizaciones de unifamiliares. Cuenta con la desventaja de que necesita mucho espacio para abrirse y cerrarse y lógicamente el movimiento siempre es hacia el interior, por lo que se desaprovecha espacio de aparcamiento en el garaje. Pero si la superficie es grande y la puerta es de una calidad media (suelen ser de chapa), quizá puedas aprovecharla añadiéndole un cierre automatizado que haga más cómoda la salida y llegada en coche a casa.
 
Canceles correderos.
Precisan un hueco donde alojarse igual a la longitud de la puerta, por lo que si piensas instalar una puerta corredera debes medir concienzudamente los espacios. Los motores básicamente se distinguen por su fuerza, es decir, la capacidad de accionar grandes pesos que tienen.
 
Puertas basculantes.
Antes eran muy comunes las puertas de garaje de chapa con sistemas basculantes de muelles o basculantes de contrapesos. Son puertas de un solo plano que basculan sobre un eje horizontal sujeto a sus guías laterales mediante roldanas deslizantes. La apertura y cierre de la puerta se realiza por compensación del peso de la puerta mediante muelles o contrapesos.
 
La automatización se puede hacer con un motor que se fija a la cara interior de la puerta, justo en el centro, y que se complementa con barras de torsión y pletinas telescópicas que pivotan lateralmente sobre las roldanas, pero es un sistema muy complejo que requiere actuación profesional. Un sistema parecido a este es el de ple levas, por el que la puerta se secciona en dos antes de llegar arriba al abrirse. Funciona siempre a base de contrapesos, y se puede automatizar de dos formas: con un motor fijado en el centro de la puerta o mediante motores laterales que se sitúan en el techo y disponen de cadena de transmisión hasta las poleas que suspenden los cables de los contrapesos.
 
Puertas basculantes seccionales
Se trata de puertas articuladas hechas a base de paneles fabricados en sándwich de acero-poliuretano de 20, 40 o 50 mm de espesor que se deslizan por unas guías hacia el techo donde quedan recogidas. Los paneles, que pueden hacer forma de cuarterones, se articulan mediante unas bisagras horizontales. El motor se sitúa en el techo junto con la cadena de transmisión, que suele ser de tres metros aproximadamente.
Este tipo de puertas aunque son económicas invaden un importante espacio reduciendo la altura disponible de paso del vehiculo, condición que debe ser evaluada para su compra.
 
Puertas enrollables Europeas
Disponen de un mecanismo similar al de las persianas enrollables Europeas que se utilizan en integradas con ventanas, diseñado y dimensionado para atender una medida considerablemente mayor, con similar eficacia.
 
Están formadas por láminas machihembradas, de acero galvanizado (más económicas) o  lamas aluminio extrudido, que pueden ser planas o curvas. Las primeras tienen un aspecto más estético por fuera, pero necesitan un cajón más grande dentro para alojar el rollo. Las lamas curvas tienen la ventaja de que precisan un cajón más pequeño y tienen la opción de lamas de seguridad autoblocante o autocierre, que refuerza la seguridad en la posición de cerrado.
 
La automatización de este tipo de puertas se realiza con motores al eje, que quedan ocultos en el interior del rollo.
 
Sin duda este es el sistema más evolucionado del mercado por las condiciones mínimas de espacio requerido, fácil incorporación a cualquier obra nueva o renovación y amplia gama de acabados y diseños de lamas disponibles en su versión de aluminio.
 
Ventajas de instalar un automatismo para puerta de garaje
 
Las viviendas unifamiliares precisan casi siempre de un cambio o pequeña instalación cuando se entra a vivir en ellas: cambiar o automatizar la puerta del garaje para que la entrada y la salida en coche sea tan cómoda como pulsar el botón del mando a distancia... A veces, simplemente añadir un motor a la puerta con que se entregó la casa puede ser la solución, pero otras veces será necesario optar por cambiar la puerta para instalar un sistema de apertura que nos convenga más al uso requerido y especio disponible en nuestro garaje.
 
Existen una serie de ventajas que se pueden obtener al momento de instalar un automatismo para una puerta de garaje.
 
Seguridad: al no ser necesario bajar del auto para abrir o cerrar la puerta de garaje, no se estará expuesto a situaciones que favorezcan a los delincuentes.
 
Es necesario aclarar que, en la mayoría de los casos, los delincuentes esperan que la persona descienda de su vehículo para abalanzarse sobre él.
 
Comodidad: para abrir o cerrar una puerta automatizada solo es necesario presionar un botón del control remoto que comanda dicha puerta. Se recomienda que cada vehículo de la casa posea su propio mando de garaje.
 
Es importante tener en cuenta que la instalación de un sistema de automatización, debe realizarse por personal especializado, ya que éstos cuentan con la capacitación y las herramientas necesarias para tal fin.
 
La seguridad del usuario ante todo
 
Cualquiera que sea el sistema de apertura, es importante prestar atención a la seguridad a la hora de elegir puerta de garaje para evitar aplastamientos tanto de personas como del propio auto. Lo normal es que sean las fotocélulas las encargadas de ese cometido, anulando el cierre o apertura cuando se invade el campo de acción de su rayo infrarrojo. También hay automatismos que incorporan sistemas anti-aplastamiento por sensibilidad amperométrica: cuando encuentra un obstáculo, la resistencia hace que el motor aumente su consumo eléctrico (amperaje) e invierta la orden de cerrar.
 
Todas las puertas deben incorporar accionamiento manual para los momentos es que falla el suministro eléctrico o no funciona la instalación.

Fecha de publicación: 7/12/2011

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter