Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Innovaciones ]
 
Arquitectura Textil

La arquitectura textil permite el diseño de grandes estructuras ligeras inalcanzables con otros materiales que además ofrecen al proyectista una alternativa en la búsqueda de elevar los niveles de eficiencia energética.

Es importante diseñar formas  geométricas adecuadas que respondan y resistan la fuerza de presión y  succión que ejerce el viento sobre ellas, por lo que, las soluciones constructivas aplicadas en la arquitectura textil, están más cercanas al mundo de la náutica que a las propias de la construcción tradicional.

El diseño de las cubiertas en la arquitectura textil debe tener curvaturas ya que estas curvas son las que permiten que la estructura resista cargas. Las formas más comunes en este tipo de sistemas son las formas paraboloide hiperbólico, la de valles paralelos, la de silla de caballo y las de cono que se asemejan a las carpas de los circos.

La eficiencia estructural y ligereza aportada por la arquitectura textil se veía mermada por las limitantes propias de la condición textil de sus cubiertas que afectaban las prestaciones térmicas y la durabilidad ante las inclemencias del tiempo y la exposición constante al efecto de los rayos U.V. La evolución tecnológica de la industria textil ha permitido el desarrollo de nuevos materiales más ligeros, resistentes, duraderos y aislantes.

Los materiales comúnmente utilizados en la confección de las membranas reflejan mas del 75% de la energía solar incidente, (absorben el 17% y transmiten el 13% de la luz solar incidente), lo cual hace que sean muy eficaces como cubiertas en las zonas templadas, tropicales y áridas. Pero también tienen un buen funcionamiento en zonas templadas, combinados con otros sistemas constructivos.

Los avances alcanzados en el diseño tecnológico de nuevas membranas textiles, aportan envolventes multicapas que incluyen colchones térmicos de mantas aislantes o capas de aire confinado, como las soluciones de cojines neumáticos que tan ampliamente se han visto utilizadas en los juegos olímpicos de Pekín.

La arquitectura tensada o textil se ha visto enriquecida por desarrollo constante del sector que la permitido contar con membranas cada día mas resistentes al plegado, tratadas con especialmente para favorecer la baja emisividad y elevar el confort térmico de su espacio de cobertura. La aplicación de recubrimientos antiadherentes y tratamientos fotocatalíticos que descomponen la suciedad y eliminan partículas tóxicas del aire, facilitan el mantenimiento potenciando el valor estético que provee su arquitectura vanguardista.

Una nueva generación de materiales textiles que ofrecen altas condiciones de transparencia manteniendo la condición ligera de sus estructuras compite con opciones acristaladas contando cada día con un mayor número de adeptos.

Hoy en día podemos ver arquitectura textil aplicada en fachadas, cubiertas y sistemas de falso techo en interiores. Sus diseños proyectados en residencias, hoteles, restaurantes, escuelas, apartamentos, centros comerciales, escenarios y edificios deportivos como los estadios utilizados en los Mundiales de Futbol y olimpiadas, son ya parte de la arquitectura contemporánea , contribuyendo a la sustentabilidad y ahorro energético que el proyecto arquitectónico actual demanda.

La arquitectura textil que hoy vemos proyectada se basa, fundamentalmente, en dos tipos de estructurales; las cubiertas estabilizadas por la presión que ejerce el aire denominadas presostáticas y las cubiertas tensostáticas, estabilizadas mediante mástiles, tensores y cables para tensar la tela por sus extremos en direcciones y sentidos opuestos, incluso fuera de plano.

Los proyectistas de las estructuras textiles tienen en cuenta tres factores estructurales fundamentales: la elección de la forma superficial, los niveles de pretensado y la deformidad de la superficie. Hay que considerar también el ambiente interior, al igual que la elección de las propiedades tecnológicas del textil y la transparencia de la membrana que se vaya a utilizar.

A diferencia de lo que ocurre en las formas de construcción más convencionales, la deformidad se considera como característica útil e importante de las estructuras textiles. Además, las deformaciones que se desarrollan en el material de la membrana son de mayor magnitud que, por ejemplo, el acero. Todo ello tiene el beneficioso efecto de que las tensiones no aumenten linealmente con cargas aplicadas debido a los cambios geométricos que se dan en la superficie, en su conjunto. Por ejemplo, al soplar el viento sobre una membrana cónica, éste hace que el mástil articulado se incline a favor del viento, permitiendo cambios en la curvatura de la superficie a barlovento que atenúan el aumento de las tensiones de la membrana en esa zona, a la vez que las curvaturas de la membrana a sotavento actúan para estabilizar el mástil.

La arquitectura textil construye con membranas flexibles que permiten una gran libertad arquitectónica, una iluminación natural en el interior y la valorización de las superficies de las cubiertas. La luz natural es indisociable de la arquitectura textil, es su principal ventaja. La iluminación natural determina en buen grado el confort visual de los usuarios y es un elemento que estructura un proyecto.

Colaboración Amevec
Imágenes cortesía de Serge Ferrari®

Fecha de publicación: 26/03/2012

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter