Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Procesos y Tecnología ]
 
Paneles compuestos metálicos

Cada día con más frecuencia encontramos este tipo de paneles aplicados en fachadas y cerramientos de naves industriales como resultado de las condiciones de aislamiento que proveen, creciente variedad de acabados y bajo peso.

El panel compuesto o mejor conocido como sándwich, se conforma por dos planchas metálicas de acero o aluminio, separadas por una deposición uniforme y continua de espuma de poliuretano rígida que genera una rotura de puente térmico entre ambas caras.

Durante el proceso de fabricación un cabezal mezclador inyecta los componentes sobre las planchas metálicas con una dosificación predeterminada, formando la espuma de poliuretano en fase líquida, su reacción química produce un crecimiento de la espuma adhiriéndose a las dos capas internas. Con la aplicación controlada de calor y presión se pueden obtener diferentes grosores mientras que gracias a un proceso de curado se logra la estabilidad dimensional requerida.

Aislamiento térmico

El panel sándwich de poliuretano es uno de los productos aislantes térmicos con menor coeficiente de conductividad térmica: 0.024 W/mk. Su aplicación en el cerramiento de fachadas permite optimizar al máximo el espacio útil, gracias a que se requiere un mínimo de espesor para tener un máximo nivel de aislamiento térmico.

La capacidad aislante del panel sándwich de poliuretano no varía con el paso del tiempo gracias a las coberturas del producto y a que el poliuretano es un producto de celda cerrada, a la vez que, garantiza la ausencia de puentes térmicos gracias a la homogeneidad del aislante en todos los puntos del panel.

A las ventajas que aportan las pieles que conforman las caras del panel (protección, barrera de vapor, multitud de acabados, colores y perfilados) y las del poliuretano como aislante rígido e hidrófobo, hay que añadir nuevos diseños de la junta entre paneles especialmente creados para mantener el aislamiento incluso en las uniones entre paneles.

Aislamiento acústico

El panel sándwich de poliuretano tienen un buen comportamiento acústico y se utilizan en soluciones constructivas habituales tanto en fachada como en cubierta.

Propiedades mecánicas

El peso de los paneles se sitúa entre lo 9 y 20 kg/m2 (en función del espesor del núcleo y de las caras metálicas) lo que facilita y economiza el transporte, la manipulación, la instalación y el dimensionado estructura. La combinación de las capas de cobertura y el núcleo de poliuretano hace que el panel sándwich de poliuretano inyectado tenga una alta rigidez, que permite la ejecución de elementos de grandes dimensiones salvando grandes luces.

Salubridad

El panel sándwich de poliuretano es un producto higiénico, de fácil limpieza y es estable al ataque de microorganismos, lo que permite múltiples aplicaciones para la industria, la farmacia, la medicina, la alimentación, etc.

Impermeabilidad

El panel sándwich es totalmente impermeable al agua, al vapor de agua y al aire, lo que evita la degradación del núcleo aislante logrando, con ello, una alta durabilidad. El sistema de montaje hermético de los paneles sándwich de poliuretano hace que las construcciones resultantes sean estancas a la humedad y al aire.

Sostenibilidad

El panel sándwich es un producto prefabricado, sostenible en su fabricación y muy ligero para el transporte a la obra. La construcción de un edificio, tanto residencial como industrial, con paneles sándwich de poliuretano genera muy pocos residuos lo que hace que el proceso de edificación sea más sostenible.

El panel sándwich es reciclable, la chapa fundiéndola y el poliuretano se recicla mediante tres técnicas; reciclado mecánico, reciclado químico o incineración recuperando la energía. La capacidad aislante de los paneles sándwich de poliuretano ayuda a reducir el consumo de energía consumida.

Principales usos

Los paneles sándwich, gracias a sus propiedades físicas, mecánicas y de diseño están disponibles para una gran variedad de aplicaciones: fachadas, cubiertas, falsos techos, particiones interiores y cámaras frigoríficas. Se emplean tanto en el sector industrial como en el sector residencial y en los dos sectores se pueden utilizar tanto en obra nueva como en rehabilitación. Algunos de las aplicaciones en las cuales podemos encontrar paneles sándwich de poliuretano son:

  • Naves industriales
  • Aeropuertos
  • Edificios de administración
  • Casetas y casa prefabricadas
  • Hoteles
  • Vestíbulos de exhibición y recintos feriales
  • Laboratorios, salas blancas y quirófanos
  • Salas de pintura
  • Centrales eléctricas
  • Plantas de reciclaje y plantas incineradoras de desechos
  • Polideportivos
  • Grandes superficies comerciales
  • Cubiertas y fachadas de viviendas
  • Cámaras y túneles de congelación
  • Salas de conservación
  • Salas de proceso
  • Cámaras frigoríficas, etc.

Manipulación e instalación

Por las características del panel compuesto de aluminio, éste puede ser manejado con gran versatilidad utilizando herramientas convencionales (sierra circular, router, caladora) y puede ser rolado para aplicaciones curvas.

Para la instalación del panel se requiere la colocación de una estructura primaria auxiliar sobre la que se colocarán los paneles utilizando tornillería, silicón y cinta de doble adhesivo.

Fecha de publicación: 27/03/2013

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter