Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Innovaciones ]
 
Techos metálicos acústicos

A la hora de seleccionar los materiales en el diseño interior de un área de trabajo o de uso común, es fundamental considerar los beneficios de especificar un falso techo o plafón que absorba el sonido que origine el lugar de trabajo o convivencia, es decir, se garanticen los menores niveles de ruido posible conservando la privacidad de las diferentes áreas que ocupen los usuarios. Para ello es necesario que el prescriptor tenga en cuenta la absorción que ofrece el modelo de plafón seleccionado y el aislamiento acústico que determina su diseño. 


Absorción de Sonido
 

Cuando una onda sonora alcanza la superficie de un plafón, la mayor parte de su energía es reflejada de nuevo en el espacio, mientras que un porcentaje de ésta es absorbido por el plafón. En ausencia de superficies que absorben el sonido, la habitación se volverá ruidosa y reverberante, porque el sonido sigue "rebotando".

Cualquier superficie absorbe un porcentaje del sonido que propaga. La capacidad de absorción del sonido de un material es la relación entre la energía absorbida por el material y la energía reflejada por el mismo eco. La absorción acústica se mide utilizando el coeficiente de absorción acústica ponderado Alpha W o αwa, que tiene un valor de entre 0 y 1.00. El cero representa la ausencia de absorción (toda la energía se refleja), y 1.00 (toda la energía es absorbida) determina la absorción total del sonido incidente. La norma internacional ISO 11654 desglosa el rendimiento de absorción acústica en cinco clases, de A a E 

Coeficiente de absorción
acústica ponderado αw

Clases de absorción acústica

0.90 - 1.00

A

0.80 - 0.85

B

0.60 - 0.75

C

0.30 - 0.55

D

0.15 - 0.25

E

0.00 - 0.10

Sin Clasificar

 

Descuidar la atención a la hora de valorar la absorción acústica de los materiales que empleamos en el diseño de interiores da lugar a una serie de efectos indeseables: la falta de claridad del habla y el volumen excesivo están entre los más importantes. A medida que consideremos una mayor demanda de absorción de sonido en los materiales, el nivel de ruido se reducirá y el sonido decaerá más rápidamente.

 La absorción acústica de una superficie no es la misma para todos los tipos de sonido. Los materiales porosos son más eficientes a la hora de absorber el sonido de tono medio o alto (o de alta frecuencia) que los sonidos de baja frecuencia. Normalmente estamos menos preocupados por estos sonidos bajos porque el ruido que pueda generarse en las conversaciones cotidianas se considera dentro del rango de frecuencia media-alta.

 Los plafones metálicos acústicos plantean formas perforadas en su superficie desarrolladas en diferentes propuestas de tamaño y número de perforaciones sobre las que se instalan velos acústicos adheridos al metal o velos que incorporan lana mineral para mejorar el nivel de absorción. 

 Para que el metal no genere el rebote del sonido y actúe de forma transparente en relación al sonido incidente, es necesario considerar en el diseño un gran número de orificios de diámetro adecuadamente grande. La transparencia acústica es limitada a medida que el diámetro del orificio se aproxima al espesor de la chapa metálica. De manera similar, las áreas de perforación de menos del 10% de la superficie total del plafón resultan en que el sonido de mayor frecuencia se refleja porque encuentra demasiado metal y no hay suficiente transferencia, a la vez que, se limita el beneficio limitado cuando el área de perforación es superior al 25%. 

 El velo adherido directamente a las placas perforadas se comporta como un acondicionador acústico haciendo que el techo metálico perforado mejore sus condiciones de absorción dando valores de entre 0.65 aw y 0.70 aw al reducir el tiempo de reverberación. Las superficies perforadas, combinadas con un velo acústico y lana mineral, pueden elevar el coeficiente de absorción acústica hasta valores entre 0,70 aw y 0,95 aw. El resultado puede optimizarse en función del espesor y de la densidad de la lana mineral, la altura de la cámara intermedia o plenum generada entre la superficie metálica del techo y la lana mineral, además del tamaño de las perforaciones.

 La lana mineral de celdas abiertas absorbe el sonido y obliga a las partículas de aire a vibrar dentro de un medio que limita su movimiento. Sin embargo, la vibración de las partículas de aire no es la misma para cada frecuencia o en cada lugar dentro de una habitación. La eficiencia de lana de roca dependerá de la elección del espacio para su instalación, de su porosidad y de la densidad del material. Sabemos que a mayor porosidad mayor será su absorción a todas las frecuencias

 
Aislamiento acústico

 La ciencia de la acústica y su aplicación dentro de los edificios puede a menudo ser compleja y confusa para el no especialista. Esto es debido a que los materiales aislantes son, generalmente, malos absorbentes por lo que se dificulta su aplicación interior mientras que, colocado en el exterior, cumplirá su misión de reflejar la mayor cantidad de energía sonora que reciba, para impedir que penetre en el recinto.

 El aislamiento acústico de un plafón metálico perforado se determina en laboratorio, produciendo un sonido en su cara expuesta y midiendo el sonido trasmitido a la cara interior una vez instalado el velo con la lana mineral. 

 Las pruebas acústicas que se realizan en este tipo de plafones metálicos cuantifican el rendimiento del diseño de la lama lineal o la bandeja en su caso, no se evalúa el sistema completo dada la complejidad y variedad en las opciones de instalación.   El resultado se expresa en decibelios (dB) y debe aparecer reflejado en las especificaciones técnicas del techo bajo la nomenclatura de “capacidad de aislamiento”. Para ello se considera el tipo de perforación, el relleno y la cámara intermedia (Plenum), condiciones que determinan el rendimiento acústico de un sistema, otras variables tienen muy poco efecto.

Colaboración Simpleyfácil®

 

Fecha de publicación: 29/03/2017

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter