Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Procesos y Tecnología ]
 
La importancia del sellador secundario en vidrios insulados para envidriados estructurales

En la actualidad ha crecido la tendencia del uso del vidrio insulado en la industria de la construcción, y el uso de estas unidades en muro cortina es cada vez más común por los grandes beneficios que se obtienen.

Los vidrios insulados con cristales de alto desempeño permiten ahorrar mucha energía en:

  • Calefacción (condición de invierno) y
  • Climatización (condición de verano).

El “aire quieto” entre las dos láminas de vidrio insulado es un mal conductor del calor, y forma una buena capa aislante entre el aire exterior y el interior, por lo que es importante que no entre nada de vapor de agua en la cámara interior, ya que condensaría como gotas de agua en el cristal frío. Para evitar esto durante toda la “vida útil” de la unidad, se recomienda usar siempre un  “doble nivel” de sello.

En los vidrios insulados de alto desempeño se usa siempre un “doble nivel” de sellos:

  • El primario de butilo, como barrera de humedad y ayuda en la instalación,
  • El sello secundario de silicona debe ser elástico y de alta resistencia mecánica.

Solamente las siliconas de alto módulo (“nivel estructural”) están autorizadas por la norma ASTM C1249-93 (2000) como sello secundario de fachadas y muros cortinas.

En una unidad de vidrio insulado destinado para una fachada estructural, el sellador primario de butilo será el responsable de hacer el sello hermético, mientras que el sello secundario de silicón además de ayudar al sello primario, será el responsable de sujetar estructuralmente al vidrio, de ahí que para esta aplicación en particular no están permitidos los sellos secundarios con productos organicos, quedando sólo la opción del uso del silicón que cumpla las características antes mencionadas.

Este silicón debe de calcularse bajo condiciones reales de trabajo en un sistema de muro cortina; es decir, las dimensiones del silicón estructural que unen al vidrio a la estructura de soporte deben tener una relación con el silicón que une las unidades del vidrio insulado, por lo que se sugiere para cada proyecto acercarse con el fabricante del silicón para tener el debido asesoramiento sobre las dimensiones adecuadas y poder garantizar un buen desempeño en condiciones reales de trabajo,  ofreciendo así seguridad.

Calzas inferiores
El propósito de las calzas es transferir la carga muerta propia del peso del vidrio a la estructura. Las calzas deben tener una dureza de 80 Shore A +/- 5 y existen de diversas materias primas como Silicón, neopreno, Santoprene, etc.

Posición
En las unidades de vidrio insulado se debe tener especial cuidado en cómo se calza, pues una mala posición de las calzas puede anular las garantías que ofrecen los fabricantes de vidrio. Se recomienda consultar manuales y normas en las que se explica cómo calcular las dimensiones de las calzas y las posiciones correctas.

Compatibilidad
Es importante siempre que se use una calza en un muro cortina estructural verificar la compatibilidad con los silicones, tanto del vidrio insulado, como de los silicones de intemperie, ya que de no ser compatibles pueden tener problemas que van desde manchamientos hasta fallas en las unidades de vidrio insulado.

Estos son algunos puntos que nos ayudan a entender la importancia del sello secundario en las unidades de vidrio insulado para fachadas, así como las consideraciones a tomarse en cuenta.

Fecha de publicación: 27/04/2017

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter