Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Procesos y Tecnología ]
 
Par galvánico

Cuando se ponen en contacto dos metales diferentes en presencia de un electrolito (los electrolitos contienen iones libres que actúan como conductores eléctricos) o medio húmedo, como el agua ligeramente ácida, se produce entre ellos un par galvánico que produce la corrosión del más electronegativo.

Experimentalmente se ha establecido una clasificación electroquímica de los metales:

  1. Aluminio
  2. Zinc
  3. Hierro
  4. Níquel
  5. Estaño
  6. Plomo
  7. Cobre

Cuando dos de los metales de esta lista están en contacto, en presencia de una solución salina o aire húmedo, el metal de índice más bajo se corroe. Y esta corrosión es tanto más rápida cuanto más alejados se hallen los metales en la escala electroquímica, siendo muy ligera si los metales son contiguos en la serie, sobre todo si el electrolito en cuestión es el agua de lluvia, con una casi ausencia de sales en disolución.

Un ejemplo común de corrosión galvánica es la oxidación de las láminas de acero o Aluzinc, que se generaliza cuando el recubrimiento de zinc de protección se rompe y el acero subyacente es atacado. El zinc es atacado preferentemente porque es menos noble, pero cuando se consume, se produce la oxidación inmediata del acero.

Utilizar el mismo metal para toda la construcción es la forma más precisa de igualar los potenciales y prevenir la corrosión. En caso contrario, cuanto más próximos entre sí estén los potenciales de los dos metales elegidos, menor será la diferencia de potencial y por lo tanto menor será la corriente galvánica. Utilizar el mismo metal para toda la construcción es la forma más precisa de igualar los potenciales y prevenir la corrosión. Utilizar empaques de plástico u otro material aislante contribuirá para aislar ambos metales entre sí.

Factores que influyen en la corrosión galvánica

  • La ausencia de recubrimientos protectores de los metales u su falta de mantenimiento.
  • La aireación del agua de mar.
  • Grado de contacto eléctrico entre los metales.
  • Rango de diferencia de potencial individual entre los dos metales
  • Cubierta del metal con organismos biológicos, musgos, etc
  • Humedad ambiental.
  • Temperatura.

Debe tenerse muy en cuenta, en las instalaciones de fachadas integrales, ventiladas o con paneles de aluminio, la posible aparición de par galvánico, Esto es debido a que tanto los anclajes como los soportes o perfiles de la estructura primaria son generalmente de acero galvanizado, zincado o pintado, mientras que el resto de uniones o tornillos son de Acero Inoxidable, de Aluminio o de Zamack, alternativas que no suelen causar problemas. El par galvánico puede evitarse colocando separadores de materiales inertes (plásticos) entre el Aluminio y los otros metales, como puede ser el acero en el caso de los anclajes y de los perfiles.

Colaboración Simpleyfácil

Fecha de publicación: 27/04/2015

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter