Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Innovaciones ]
 
Optimizando la fabricación e instalación de puertas y ventanas con el uso del precerco o premarco

Las condiciones de fabricación e instalación de puertas y ventanas en México son limitadas por las deficiencias actuales en los sistemas de construcción que difieren estos procesos, a la toma de medidas de los huecos, una vez se encuentran perfilados estos, con o sin su acabado final , momento en el cual se tiene certeza de la medida a fabricar e inicia una carrera titánica por parte del ventanero para cumplir con los plazos de entrega e instalación, que resultan imposibles de valorar debido al ilimitado número de diferentes medidas que se generan para un mismo hueco, como consecuencia de la falta de un sistema que garantice una medida cierta y repetitiva tal y como fue proyectada por el Arquitecto.

Los constructores y grandes desarrolladores de vivienda en México intentan paliar esta situación mediante el uso de escantillones que a modo de molde o plantilla, utiliza el albañil con vistas a definir el hueco en la medida más cercana posible al molde utilizado, poniendo y quitando este como base para comprobar la medida. Aunque este sistema facilita un proceso de fabricación más estándar para el ventanero, dispara los costos de instalación al tener rellenar los defectos por medida con un uso desmedido de selladores y obligan al constructor a rehacer el hueco en caso que la medida resulte inferior a la contratada impidiendo la instalación de la ventana.

Otros constructores en aras conseguir un mejor precio y plazo de entrega de sus ventaneros, garantizan en contrato la certeza de medidas ,de forma que el ventanero pueda adelantar sus tiempos de fabricación e instalación, teniendo como consecuencia, ante la imposibilidad técnica de cumplir con certeza su compromiso, la necesidad de poner en paralelo al albañil que levanta el hueco, un grupo de demoledores que hacen lo propio dando reinicio al proceso hasta que se consiga cumplir con la medida contratada de ventana.

Nuestra oferta está basada en lo que denominamos precerco, elemento que hace las veces de premarco definiendo y garantizando la medida original de proyecto, al integrarse al hueco, mediante unas garras que permiten su fijación y definen la medida, al mismo tiempo que el albañil levanta el muro con mas rapidez y limpieza, viendo favorecido en este proceso el perfecto acabado de las esquinas y la nivelación a plomo del hueco, reduciendo los tiempos y en consecuencia abaratando el costo extra que representa para el constructor la preparación de cada hueco destinado a recibir una ventana o una puerta.

El precerco Aluplaver cuenta con accesorios específicos denominados crucetas que a modo de escuadras se sitúan en las esquinas internas del precerco para asegurar la medida de la ventana según lo proyectado por el Arquitecto, reforzando el precerco y evitando que éste se pueda deformar durante el proceso de albañilería. Estas crucetas se recuperan al momento de la instalación de la ventana para ser reutilizadas en la fabricación de otros precercos, al igual que los postes o travesaños que emplea el sistema para reforzar aquellas medidas que por sus anchos o altos precisen de una mayor contención a la deformación del precerco por efectos de la carga de obra.

Una vez colocado el precerco en obra y perfilado el hueco dan inicio los tiempos de instalación para cuyo momento el ventanero ha tenido tiempo suficiente para elaborar las ventanas, optimizando su producción al haber contado con anterioridad de las medidas de producción, acelerando su proceso de fabricación al estandarizar las medidas conforme al proyecto y reducido sus costos al disponer de información en tiempo que le permiten minimizar sus costos de materiales y desperdicios como consecuencia de la traslación de información a sus proveedores, obteniendo mejores precios de compra al aumentar los volúmenes repetitivos en perfiles y cristales de forma que pueda obtener de su proveedor un mejor precio como resultado del mismo efecto.

Es importante resaltar que los procesos de corte de cristal igualmente se verán demorados al no poder disponer con tiempo suficiente de las medidas requeridas por cada unidad de ventana, proceso que en el caso de cristales tipo Duovent ( Doble acristalamiento con cámara intermedia.), se ve aún mas perjudicado por requerir los proveedores de plazos de hasta un mes para poder atender su fabricación. El uso del precerco Aluplaver favorece el adelantar los tiempos de fabricación del cristal en su volumen total de obra, permitiendo la fabricación de los mismos mientras que el ventanero da inicio a los primeros trabajos de corte y ensamble de sus ventanas.

Para proceder a la instalación de las ventanas, el colocador retira las crucetas y travesaños que evitaron la deformación del precerco y utiliza éste, como base para atornillar sus las ventanas , la tolerancia en la fabricación de éstas al haber contado con una medida cierta se situa en torno a 3 mm en todo su perímetro, lo que reduce el consumo de selladores de forma drástica ,al solo requerirse de un pequeño hilo que tape la unión de ventana y precerco.

VER ANIMACIÓN DE INSTALACIÓN

Estos son algunas de las ventajas que podemos encontrar en el uso de nuestro precerco Aluplaver entre las muchas que el interesado puede conocer y valorar si visita nuestra página web http://www.simpleyfacil.com o nos envia sus dudas y comentarios a nuestro correo info@simpleyfacil.com.

Fecha de publicación: 1/08/2011

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter