Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Actualidad Amevec ]
 
Reflexión sobre el acontecer y futuro del cerramiento en México

Con motivo del aviso de consulta pública del primer proyecto de norma integral de ventanas PROY-NMX-R-060-2013, visualizamos como muy relevante reflexionar sobre el mercado del cerramiento en México, su actualidad, necesidades, potencial y futuro.

Pretendemos que el presente artículo sirva como pantalla expositora de las necesidades y estrategias que debemos y tenemos que afrontar todos los integrantes de la sociedad civil, indudablemente liderada por nuestra industria, en el ámbito de los cerramientos de los edificios, así como presentar la voluntad, compromisos y desafíos de AMEVEC como pequeña y dinámica comunidad, dentro del amplio universo de la construcción de edificaciones.

¿Cuál es la actualidad del mercado de la ventana en México?

La actualidad del mercado de la ventana en México se encuentra abrumadoramente desbordada por las series nacionales de 1 ⅜", 1 ½", 2" y 3" ¿Cómo podemos caracterizar a estos sistemas?

  1. En la mayoría de los casos son de secciones reducidas. Por tanto, tienen una capacidad portante ante las cargas de viento y pesos de acristalamientos reducida.
  2. Limitan el uso de vidrio a espesores muy reducidos e ineficientes, hasta 8 mm.
  3. En todos los casos emplean felpas como elemento de estanqueidad entre marco y hoja.
  4. En tipologías de corredera hay secciones (horizontal inferior) que considera solo una felpa. Mientras que tipologías abatibles, proyectantes, etc. también emplean un solo empaque en el marco.
  5. Poseen un surtido de herrajes muy limitado. Algunos inapropiados, como el uso de bisagras tipo libro. No pueden ser empleados sistemas de cierre tipo cremona o falleba. Los cuales consideran varios puntos de cierre, garantizando una máxima estanqueidad y seguridad.
  6. Poseen un armado engorroso con múltiples perfiles.
  7. No se ha contado con las adecuadas especificaciones y criterios técnicos por parte de los fabricantes de sistemas, lo que ha propiciado durante años una continuada deformación en las prácticas de diseño, ensamblado e instalación sin limitación de ningún tipo. Ello ha incidido en la ejecución de instalaciones desproporcionadas que ponen en riesgo la seguridad de las personas que habitan los edificios. Estas prácticas son cotidianas.

¿Cuál es la actualidad del universo normativo relativo a la ventana en México?

En la actualidad el marco normativo relativo a los conjuntos acristalados de los edificios en México se está viendo notablemente fortalecido, elevando paulatina y significativamente la exigencia de los cerramientos, aunque aún debe ser ampliamente desarrollado.

En este sentido existen normativas de carácter obligatorio en el ámbito de la eficiencia energética de las edificaciones. Estas son: NOM-008-ENER-2001, NOM-020-ENER-2011 y NOM-018-ENER-2011. Aun cuando los dos primeros estándares cuentan con una valoración integral de la eficiencia energética del edificio, estas establecen una complicada metodología que no propicia su adecuada, inmediata y práctica implementación. Por lo que no han tenido a la fecha el efecto real esperado. Ambas tienen un propósito claro y es lograr que los edificios mexicanos consuman menos energía. Para lograrlo y en nuestra humilde opinión será necesario revisarlos y potabilizar entonces su especificación.

En materia de seguridad en los cerramientos y particularmente en los acristalamientos se dispone de la NOM-146-SCFI-200, pero tampoco su especificación es precisa, por lo que sus criterios no se observan en la práctica diaria.

Afortunadamente para el gremio de la ventana en México viene a reforzar está logística normativa el primer proyecto de norma integral sobre ventanas, el PROY-NMX-R-060-2013, desarrollado por el Subcomité de la ventana y productos arquitectónicos (SVPA) del Comité Técnico de Normalización Nacional de Industrias Diversas de la Secretaría de Economía, en consulta pública a partir del 24 de julio del presente año. Este proyecto propone el marco adecuado para establecer de forma clara y precisa la clasificación y especificación de las características fundamentales de la ventana como elemento aglomerador, así como para los subsistemas que la componen. En materia de seguridad y acristalamientos especifica adecuadamente las exigencias de uso, corrigiendo los espacios vacíos dejados por la NOM-146-SCFI-2001. En materia de eficiencia energética de cerramientos no se ha podido especificar como hubiésemos deseado ya que se precisa primeramente de una revisión de los estándares relacionados en esta materia.

Además, laborando para cumplimentar los compromisos que México ha adquirido ante la inminente e impostergable necesidad internacional de salvar el medio ambiente, reducir el consumo de recursos naturales finitos (combustibles, agua), buscar y encontrar soluciones alternativas que conduzcan a ahorrar y generar energía y demás, algunas instituciones gubernamentales mexicanas han identificado prioridades, trazado lineamientos o estrategias concretas en diversos campos. Lógicamente también en el ámbito de los cerramientos.

Organizaciones como INFONAVIT a través de su Plan de Hipoteca Verde y Ecotecnologías, así como la Secretaria de Energía en su Estrategia para 2013 – 2027 han destacado en este loable empeño.

¿Qué está sucediendo en el ámbito internacional?

Los países más aventajados y sus organismos de normalización establecen parámetros cada vez más exigentes en materia de ventanas y ahorro de energía, de igual modo la industria busca sin descanso el desarrollo de cerramientos cada vez más eficientes. Introducen por ejemplo, en las fachadas de los edificios otros subsistemas para la protección solar, generación de energía, calentamiento de agua; también han desarrollado sistemas de climatización generados a partir de fuentes limpias, que unidos a las soluciones anteriores y adecuados sistemas automáticos de gestión de la energía constituyen la amalgama más integral en la gestión energética de edificios.

No es una utopía, es una realidad comprobable. Es por ello que en la Unión Europea a partir del 2018 todos los nuevos proyectos de edificios públicos deberán generar la mayor parte de la energía que consuman y para 2020 será aplicable a cualquier proyecto privado.

¿Cumplen las ventanas fabricadas con líneas nacionales las normativas anteriores? ¿Son los sistemas tradicionales de cerramientos el espejo de calidad en el cual nuestro sector debe mirarse? ¿Nos pueden enorgullecer y distinguir como gremio encargado de la procuración de ventanas en México?

El presente artículo no es una cruzada contra estos sistemas de ventanas. Pero es trascendental para la comunidad del cerramiento en México tener las ideas, compromisos y proyecciones claras.

Definitivamente los sistemas tradicionales de ventanas no constituyen el paradigma de calidad que esperamos y deseamos. No podemos enorgullecernos de emplearlos de la manera más ampliada en nuestras construcciones, porque estos cerramientos son:

  1. Energéticamente ineficientes. Hacen que los edificios donde se instalan sean altos consumidores de energía.
  2. Poco herméticos y estancos en todos los sentidos.
  3. Insuficientes ya que no insonoran adecuadamente el interior de los edificios, siendo los causantes de los problemas de salud que presenta nuestra población, como consecuencia de la exposición prolongada a la contaminación acústica de nuestras ciudades.
  4. Inapropiados ya que permiten una alta condensación y humedad interior, afectando también la salud de personas más vulnerables.

Rotundamente, las ventanas fabricadas con líneas nacionales no cumplen con las directivas mexicanas antes mencionadas. Por mucho no cumplen con el propio proyecto de norma que nuestro gremio ha lanzado a consulta pública.

Los sistemas tradicionales de ventanas están hipotecando y marginado a nuestra industria y a la sociedad mexicana.

¿Son las líneas nacionales las únicas que coexisten en el mercado mexicano?

No son los sistemas nacionales los únicos disponibles en el mercado. Existen muchos otros, de diversos y muy desarrollados materiales o conjuntos de materiales. Los cuales ofrecen una calidad muy superior. Su integralidad los hace a todos dignos representantes del cerramiento que México necesita.

Se dispone de un gran número de empresas y personal técnico de alta calificación, comprometidos con la calidad en toda la cadena de producción, desde la fabricación de sistemas de perfiles, herrajes, acristalamientos, empaques, hasta la distribución, el ensamblado e instalación de los conjuntos acristalados en los edificios. Una gran parte de ellos dispone de la más desarrollada y actual tecnología.

¿Quiénes se están aprovechando y obteniendo los mayores beneficios? ¿Quiénes se afectan?

Es obvio que los desarrolladores, empresas inmobiliarias y constructores de edificios son los que obtienen grandes beneficios. Ignoran o evaden toda la plataforma legal y estrategias gubernamentales creadas hasta la fecha.

Todos los días vemos edificios de todo tipo, construidos con ciertos acabados, enchapes naturales y con algunos espacios de esparcimiento comunitario, los cuales son vendidos como súper lujo. Otros de acabados medios pero con una relación de precio exagerado, en tanto sus ventanas que deberían constituir una barrera real e infranqueable de protección, salubridad, comodidad y eficiencia, son instaladas con los sistemas tradicionales. De inmediato y a mediano plazo serán edificaciones insalubres, inseguras e ineficientes.

¿Quién se afecta?

  1. Las personas que compran sus sobrevalorados espacios.
  2. Esas mismas personas que verán en corto tiempo afectas sus vidas y economía familiar.
  3. Las propias empresas desarrolladoras o inmobiliarias que gracias al empuje de la normatividad en desarrollo y de nuestro propio gremio se verán frenadas en sus acciones de ventas de espacios por la falta de cumplimiento y certificación de sus ventanas. Imposibilitándose así mismas a acceder a fuentes de créditos con intereses muy bajos, que proporcionan entidades gubernamentales como FIDEICOMISOS a sistemas y productos que demuestren ser ahorradores de energía.
  4. Estas mismas empresas porque se ven cubiertas de quejas y demandas de sus clientes finales por el mal desempeño de sus ventanas.
  5. Las empresas comprometidas con la calidad de nuestra industria, que ven limitado su potencial de negocio, desarrollo y expansión.
  6. Todo México ya que cada año su cielo y aire estará más contaminado.
  7. Toda la sociedad mexicana porque su economía global se ve notablemente afectada por los altos costos de la energía, que irremediablemente su tendencia siempre será en aumento. Por este camino se desembolsa grandes fondos y obliga a posponer el desarrollo de otros muchos planes y proyectos trascendentales para la vida de todos los mexicanos.
  8. Se ve frenado notablemente el desarrollo de México.

¿Cómo los integrantes del gremio del cerramiento mexicano nos visualizamos en el futuro, desde el marco integrador de AMEVEC?

Rememoremos el compromiso de AMEVEC y de cada uno de sus asociados con:

  1. La calidad del cerramiento mexicano.
  2. El establecimiento de estrategias y mecanismos que conduzcan a un cambio cualitativo importante de nuestro sector.
  3. Profesionalizar el gremio de la ventana en México.

El futuro inmediato será sin duda alguna de mucho esfuerzo y dedicación de grupo, deberá ser una tarea de todos, todos los días.

Para ello requerimos estrechar, aún más, voluntades y empeño de cada uno de nuestros asociados en un bien común, que contribuya a lograr en primer orden a cambiar paulatinamente el pensamiento, procedimientos o prácticas  establecidas por años. No solo en nuestro particular sector, sino también en la construcción en general: en proyectistas, desarrolladores, constructores, propietarios de inmuebles, instituciones de gobierno, universidades y en la sociedad en general.

Es importante y trascendental que se forme en cada asociado de AMEVEC la debida conciencia diaria de la necesidad de contribuir a alcanzar el necesario cambio. Es un trabajo de hormigas, que tomará tiempo, dedicación y esfuerzo. Pero que sin lugar a duda entre todos podemos lograrlo.

A través del presente los exhortamos a trabajar juntos y desde cada uno de nuestros puestos. Es necesario educar y enseñar a muchos de los implicados en el amplio mundo de la construcción y gestión de los edificios.

Desde AMEVEC se están impulsando muchos proyectos y planes futuros. Que van desde desarrollar aún más todo un amplio campo normativo, hasta un sello de calidad comunitario que nos distinga y otros muchos de especial interés para nuestras organizaciones.

Todo ello lo vamos a sostener e implementar en el menor tiempo posible, siempre que en unión de criterios, trabajemos en los objetivos planteados, sin disfrazar calidades, con alta preparación técnico profesional y poder de convencimiento.

La mejor manera de enseñar y cambiar preceptos establecidos es explicando adecuadamente qué es bueno y qué es malo ¿Por qué es necesario desechar las viejas tecnologías y prácticas? ¿Cuáles son, cómo funcionan y qué beneficios tienen las más modernas y avanzadas? Para eso también AMEVEC se encuentra impulsando el primer laboratorio de ventanas en México.

¡Entonces! ¿Qué nos falta?

  1. Unificarnos y consolidarnos más.
  2. Hacer de los objetivos a alcanzar, nuestra agenda y esquema de trabajo diario.
  3. Concientizar que nosotros si podemos hacer el cambio y trabajar todos los día en ese camino.
  4. Tocar las puertas de las instituciones rectoras como INFONAVIT, IMSS, Secretaría de Energía, etc. Ofrecernos como colaboradores para fortalecer en materia de cerramientos sus proyectos de normas, lineamientos y legislaciones.
  5. Continuar en el esfuerzo hasta alcanzar que nuestras propias normas o proyectos de normas se conviertan en obligatorios.
  6. Difundir, apoyar en el marco AMEVEC y en el de cada una de nuestras empresas el proyecto de norma PROY-NMX-R-060-2013. Comenzar a aplicar sus directrices es el primer paso en el camino del cambio necesario.
  7. Sustentar con dominio técnico las mejores alternativas disponibles. Siempre bajo la óptica de la máxima seguridad, integralidad y sobre todo eficiencia energética de los proyectos.
  8. Seguir impulsando el trabajando y planes liderados por AMEVEC.

¿Cuál será entonces el futuro de nuestra industria?

Sí continuamos en el camino que hemos comenzado, con seguridad el futuro del cerramiento en México será próspero. Experimentaremos un salto cualitativo y cuantitativo sin precedente, que constituirá una de las razones de bienestar para las familias, sociedad y economía mexicanas.

México cuenta con bases sólidas para convertirse dentro de nuestra área geográfica en la primera referencia de calidad de nuestro sector. Cuenta con la infraestructura tecnológica y recursos humanos que le permitirán posicionarse como el primer exportador de sistemas integrales de cerramientos y fachadas de Latinoamérica.

A través de la adecuada implementación de políticas integrales de gestión energética de los edificios y dentro de las cuales los conjuntos acristalados juegan un papel fundamental, México puede ubicarse dentro de los primeros países en materia de protección del medio ambiente y mitigación de los efectos del cambio climático.

No olvidemos que son los edificios los causantes del 40 % del consumo de la energía total anual que se produce en el planeta ¿Cuánto podemos lograr con las mejoras de nuestras ventanas? Con total convicción, no es despreciable y vale la pena continuar sin descanso en este camino.

Ing. Alexis López Alvarez.
Asesor Técnico

Fecha de publicación: 28/08/2013

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter