Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Actualidad Amevec ]
 
El VALOR AMEVEC y el mercado

Diferenciación por calidad

Todos los que hemos tenido la oportunidad de competir con una empresa, una marca o un producto hemos escuchado hablar de la diferenciación, el término que utiliza la gente de mercadotecnia para designar el elemento que hace nuestro producto o servicio diferente de los demás, la cual, esperamos se convierta en el elemento por el cual nuestros clientes nos preferirán sobre la competencia.

Dicen los que saben que nuestra diferenciación puede ser por precio (ser más baratos), por servicio, por el canal de distribución, por la imagen etc. Pero, la diferenciación más esperada, anhelada y en muchos casos presumida, es la diferenciación por calidad, “nuestra calidad hace la diferencia”, las empresas esperamos que el cliente reconocerá nuestra calidad superior sobre nuestros competidores y, en algunos casos, no le importará pagar un poco más con tal de tener esa calidad al alcance.

El cliente estará dispuesto a pagar el precio de un producto eficiente, que le ofrece todos los beneficios que está buscando, se volverá un cliente fiel, asociará nuestra marca a una garantía de duración, mejores resultados o superioridad tecnológica.

Sin embargo, desafortunadamente la mercadotecnia y el hecho de que muchos competidores están dispuestos a decir lo que sea con tal de vender, provoca que la calidad publicada no siempre sea la obtenida, de ahí que surgieran muchas entidades de certificación de la calidad y muchas instancias normativas que establecen los estándares mínimos de desempeño de los productos. Es así como llegamos a los certificados ISO, UNE, NOM, etcétera. 

La certificación y el Valor Amevec

El lograr tener un desempeño aprobatorio en un examen de laboratorio, ante una norma establecida y una certificación de calidad, nos permite indicarle a nuestro cliente que, en efecto, nuestro producto hace lo que nosotros estamos prometiendo, le estamos ofreciendo la tranquilidad, la certeza  y la confianza que está obteniendo un producto de calidad. Que está adquiriendo lo que espera, aquello por lo que ha pagado.

Sin embargo, nuevamente nos encontramos un inconveniente, en este caso, la globalización nos permite tener acceso a productos, materias primas, componentes y demás accesorios provenientes de otras latitudes, pero muchas veces con calidades dudosas o difíciles de corroborar.

Laboratorios locales, certificaciones caducas, o productos que ostentan la validación de otros productos de su misma casa productora son el día a día de las agencias certificadoras en nuestro país.

Es ahí donde entra el Valor Amevec, nuestro equipo de profesionales encargados de la normalización, se dan a la tarea de verificar, comunicarse y constatar que las certificaciones, aprobaciones, exámenes de laboratorios y etiquetas de validez de los productos son válidas, verdaderas, están vigentes y corresponden al producto que las ostenta.

En pocas palabras un producto con Valor Amevec, ofrece la certeza de que un tercero ha validado que las características que se ofertan son reales.

Valor Amevec significa entonces eso, el valor que se imprime en el producto, la tranquilidad para quien lo adquiere, quien lo comercializa y quien es el usuario final. Valor Amevec es confianza, es calidad.

El beneficio de Valor Amevec

En efecto el programa Valor Amevec está dirigido al beneficio del cliente final, el procesador, el comerciante, es decir, todos aquellos que adquieren el producto en una instancia intermedia o final, pero aquí algo que aprendimos, experimentamos y vivimos día a día.

En qué se basa el beneficio real, tangible y concreto de Valor Amevec para el productor que se integra al programa?

Si yo soy un productor con Valor Amevec, no sólo estoy ofreciendo esa certeza de la que estamos hablando, no sólo tengo la veracidad sobre mis reportes y certificados, sino que además tengo el sartén del mercado por el mango.

A qué me refiero? Intento explicarlo de la manera más sencilla, un productor con Valor Amevec, está dictándole al mercado las reglas a seguir, está poniendo los elementos en la cancha sobre los cuales se realizará el juego, en fin, un productor con Valor Amevec le está diciendo a su competidor los términos en los cuales se va a realizar la competencia.

Alguna vez escuché a un asociado decir, “sé que tenemos mucha competencia, sé que batallamos a diario con muchas empresas, sin embargo, el tener una capacidad diferente, validada por laboratorio, me permite competir en una mesa diferente, me permite ir por un pastel de otro tamaño, aquél al que los productos deficientes no pueden siquiera imaginar en su banquete”

Y es la verdad, siempre existirá la competencia, pero el tener Valor Amevec significa sentarse en la mesa de la competencia seria, leal, la que busca ser el mejor mediante la calidad, pero sobretodo, repito, le estoy indicando las condiciones de la competencia, “si quieres competir conmigo, esto es al menos con lo que debes de contar, o te quedarás rezagado”

Hablando en términos deportivos, todos podemos intentar correr un maratón, el resultado final será producto de nuestro entrenamiento y esfuerzo, pero solo aquellos que han demostrado su verdadera calidad, podrán correr en el maratón de las olimpiadas. Eso es Valor Amevec, el pase a las olimpiadas.

¿Cómo funciona el Valor Amevec?

El funcionamiento y la forma de contar con el reconocimiento Valor Amevec es realmente sencillo:

Yo cuento con un producto, al cual ya se le han practicado en el pasado las pruebas de laboratorio, los certificados o las valoraciones que me hacen un elemento diferente.

Reúno mis documentos que avalan estos certificados, reportes o validaciones y las envío al área de normalización de Amevec, ellos se encargan de revisar cada uno de los documentos y validad con la institución emisora lo siguiente:

  • El documento es real, el producto hace lo que dice que hace
  • El documento pertenece al producto que lo ostenta
  • El documento está vigente.

Una vez que el área de normalización valida esta investigación, el producto se hace acreedor al reconocimiento Valor Amevec, y se encuentra respaldado por la Asociación, su alcance y su voz.

A manera de conclusión, quiero mencionar otra frase que alguna vez hemos escuchado: “Te gusta ver el desfile o participar en el desfile”, pues bien, Valor Amevec nos permite no sólo participar, sino dirigir el desfile.

Te invito a que te pongas en contacto con nosotros para poder seguir platicando de lo que Valor Amevec puede hacer por tu marca

Solicite información:
Ing. Luis Sotelo Hernández
Secretaría Técnica de AMEVEC
normalizacion@amevec.mx

Fecha de publicación: 31/08/2018

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter