Revista publicada por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C.
[  Procesos y Tecnología ]
 
Fundamento de la aplicación de un sistema Lean

Mejora la productividad eliminando todas las operaciones que aumentan tus costos de fabricación

La aplicación de un sistema de mejora de productividad Lean Windows PERSO, radica en la eliminación de todas las operaciones existente que no nos crean valor añadido.

Para ello deberíamos convertirnos en verdaderos "científicos" en busca de ese desperdicio

En los dos artículos anterior de esta serie, se presentaban las distintas metodologías así como los beneficios de aplicar una metodología de productividad Lean a los sistemas de producción de Ventanas.

En esta nueva entrega se expone el fundamento del Sistema de mejora de productividad basado en la eliminación del desperdicio.

Los aspectos claves de este sistema se pueden resumir en los siguientes puntos:

  1. Velocidad como prioridad absoluta del sistema, para conseguir la satisfacción del cliente. Para conseguir esa velocidad máxima, resulta necesaria la producción en stocks mínimos y con ello la eliminación de los clásicos stocks de seguridad que permiten dar respuesta a los errores. Eso sí, la eliminación de los elementos de seguridad sólo tiene sentido si el sistema de producción es perfecto sin errores (que es por lo que tenemos que luchar conseguir).
  2. Eliminación sistemática y constante de operaciones que no dan valor, del desperdicio provocado por averías, faltas de material dejando las ventanas a medio fabricar, búsqueda de materiales/herramientas, errores, etc. Nosotros hablamos de ponernos el "anillo" como en libro de Tolkien, para poder ver el lado oscuro.
  3. Desarrollo de un sistema de producción pulsante, flexible, acorde con el mercado, que permita flexibilidad y adaptación a las demandas (necesidades de nuestros clientes) con un desperdicio mínimo. Debe ser el cliente el que tire mediante un sistema pull.
  4. Soportar el desarrollo del sistema de producción en tres pilares fundamentales como son las personas, los materiales y las máquinas. En este punto incorporamos el término "supermercado", como elemento de fluidez del sistema, en el que los elementos se van retirando y reponiendo en función de las necesidades pero sin la acumulación de stocks (similar a como llenamos nuestras neveras en casa).

La estandarización del trabajo debe permitir que el conjunto de estos tres factores fluya armónicamente, como si se tratase de una partitura en la que todos los intérpretes conocen como avanza el trabajo que deben realizar.

¿Cómo se aplica?

Lo más importante en la aplicación de un sistema Lean Windows PERSO, radica en la eliminación de las operaciones que no aportan valor añadido (desperdicios existentes), y para ello debemos convertirnos en verdaderos "científicos" en busca de ese desperdicio. Debemos ser capaces de ver lo que todo el mundo ve, pero pensando lo que nadie piensa.

En este sentido los desperdicios a los que nos referimos, se agrupan bajo los 7 conceptos que ya identificó Ohno y a los que nosotros hemos añadido la seguridad.:

El desarrollo de un proyecto de mejora de productividad Lean en PERSO parte de la realización de un diagnóstico de la situación de la organización en la que vamos a intervenir.

A lo largo de este diagnóstico, se identifican las áreas de actuación proponiendo los proyectos que PERSO puede acometer así como los objetivos que se pretenden alcanzar y los indicadores que se van a desplegar.

Se deben incluir indicadores
para asegurar un control adecuado de la operación
y deben interpretarse como un cuadro de mandos que permita
hacer seguimiento del desarrollo del proyecto.

Se deben incluir un número suficiente de indicadores que permita asegurar un control adecuado de la operación, pero sin plantear un número elevado que impida ver la realidad. Estos indicadores deben interpretarse como un cuadro de mando que permita de forma sencilla poder hacer el seguimiento de los diversos proyectos.

Tras la definición de estos indicadores, es necesaria la aplicación de herramientas específicas e innovadoras de mejora de productividad Lean para desarrollar el proyecto e implantar las mejoras detectadas.

En PERSO aplicamos HERRAMIENTAS DE ORGANIZACIÓN Y PRODUCTIVIDAD para identificar los flujos de valor del producto como elemento que nos va a permitir identificar donde se localizan los elementos que podemos considerar desperdicio.

La efectividad de la aplicación de esta herramienta se sustenta en la aplicación de 4 pasos:

  • Elegir una familia de productos ( una o varias series con procesos de fabricación similares)
  • Realizar un diagrama de flujos de la situación actual que nos permita conocer cómo se trabaja en la o las series seleccionadas.
  • Realizar un diagrama de flujos de la situación futura, diseñando el que será el nuevo flujo Lean.
  • Planificar cómo llegar al diseño realizado a través de la definición de un Plan de trabajo.

Una vez realizado el diagnóstico, debemos ejecutar todas las actuaciones para la cual pasamos a la siguiente semana de implantación. Dicha Semana, constituye a nuestro entender, una de las herramientas más efectivas para eliminar todos los desperdicios identificados en la semana de diagnóstico.

El proyecto se acomete en una o varias semanas dependiendo del tamaño de la empresa y de la producción, buscando la mejora en el propio lugar de trabajo que es el taller. En este contexto, las personas que ocupan ese lugar de trabajo, constituyen el principal activo de la organización en la eliminación de los desperdicios.

El resumen conceptual de esta herramienta podría ser algo así como: no lo expliques, hazlo ¡Ya!

La efectividad de estos proyectos la valoramos desde la consecución de dos cambios que deben producirse en la organización para poder trabajar mediante un Sistema de Producción ágil (gráfico al pie de página).

La aplicación de todos estos elementos debe llevar a conseguir un cambio en la filosofía de la organización

Las claves de la organización de éxito

La aplicación de todos estos elementos debe llevar a conseguir un cambio en la filosofía de la organización. Este cambio en la mentalidad implica la priorización de la acción para encontrar y eliminar los desperdicios que se producen en el proceso y para ello se necesita una aplicación práctica de estos conocimientos en el puesto de trabajo, huyendo de la teorización que provoca una visión externa.

Una vez detectados los primeros desperdicios, debemos seguir trabajando para conseguir la perfección, descubriendo nuevos desperdicios y aportando nuevas soluciones, en una espiral continua de detección y mejora.

Con estas premisas no podemos olvidarnos de la importancia que adquiere el personal operativo. Desde su lugar de trabajo (desde su puesto) tiene las mayores oportunidades para detectar los desperdicios y al mismo tiempo aportar las soluciones más prácticas.

Desde esta perspectiva, en PERSO creemos que las organizaciones deben fundamentar su éxito en la combinación de los siguientes elementos:

La organización de éxito es aquella que evoluciona constantemente y es capaz de desarrollar sus actividades combinando herramientas de organización / mejora de productividad Lean con herramientas de mejora constante aplicándolas siempre en el lugar de trabajo.

En el siguiente número se expondrán como la velocidad es una de las claves para el éxito en la implantación de cualquiera de las metodologías que se determinen implantar en la organización.

 

Por: Patricia Pérez Sotero
Gerente (PERSO)
http://www.perso.es

Fecha de publicación: 10/09/2012

C O L A B O R A C I O N
P U B L I C I D A D
 
     
  © Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos, A.C. | contacto@amevec.mx Síguenos en: Follow Amevec on Twitter