Las ventanas de madera son valiosas, únicas e irrepetibles

La elegancia de la madera es sin duda un motivo aspiracional en el diseño de cualquier proyecto que busque integrar ventanas únicas e irrepetibles lo que las hace más valiosas y hermosas. Atrás quedaron los tiempos en los que instalar este tipo de ventanas era desaconsejado por su recurrente mantenimiento, mas propio del uso de maderas inadecuadas para su fabricación que por deficiencias asociadas injustamente de forma general a la madera.

La madera es un material que nos ofrece diferentes propiedades mecánicas y de resistencia en función de la especie u orientación de sus fibras. Del estudio de estas propiedades se han desarrollado nuevos procesos de laminación que han permitido desarrollar perfiles que mejoran su estabilidad, resistencia y durabilidad para la fabricación de ventanas.

Ventanas eternas con mínimo mantenimiento

El mantenimiento en las ventanas de madera hoy se ha convertido en una ventaja que nos permite renovar su uso eficiente durante generaciones. Otros materiales no requieren mantenimiento y agotan con más rapidez su vida útil, lo que significa una mayor inversión y coste a largo plazo. Además, las ventanas de madera nos ofrecen la posibilidad única de cambiar su color o aspecto para adaptarse a nuevos gustos o tendencias en la arquitectura y la decoración de interiores. 

Antiguamente era necesario lijar y barnizar, pero hoy en día los fabricantes de estos sistemas tradicionales ofrecen garantías de hasta 12 años sin ningún mantenimiento. Existen en el mercado una variedad de productos desarrollados para el mantenimiento regular de las ventanas de madera que evitan la necesidad de tener que lijar los perfiles facilitando el proceso para que tus ventanas puedan renovarse y vuelvan a lucir como nuevas.

Ventanas eficientes y sanas por naturaleza

Las ventanas de madera tienen una conductividad térmica significativamente más baja que las fabricadas con otros materiales. Por ser un material higroscópico tiene la capacidad natural de regular la humedad, es por ello que, las ventanas de madera contribuyen en hacer más agradables los climas interiores, aumentando el confort térmico de los usuarios, además de, controlar las reverberaciones acústicas y mantener la condensación en niveles mínimos. La regulación de la cantidad de humedad es un factor muy importante ya que ayuda a las vías respiratorias y reduce el riesgo de irritación de las membranas mucosas. Además, los patógenos y gérmenes se multiplican más en zonas con alta humedad con lo que un ambiente con madera regula la humedad reduciendo la presencia de estos microbios.

Ventanas que integran todos los avances tecnológicos que ofrece el sector

La adaptabilidad de la madera para la fabricación de puertas y ventanas ha permitido mejorar aun si cabe sus prestaciones naturales integrando los avances tecnológicos alcanzados en el desarrollo de los herrajes y accesorios que garantizan la hermeticidad de los diferentes sistemas de apertura. Su versatilidad permite fabricar perfiles de todos los grosores, para poder integrar cualquier tipo de vidrio que sea requerido para evitar pérdidas o ganancias energéticas a través de su superficie expuesta. Esta condición es especialmente valorada a la hora de realizar diseños de medidas especiales, inalcanzables para otros sistemas más limitados y comerciales que difícilmente pueden atender los requerimientos de diseño de muchos proyectos residenciales.

Atacada injustamente con falsos argumentos, ninguna ventana en el mercado ofrece una mayor durabilidad manteniendo intactas sus prestaciones originales. A esto, hay que añadirle que la madera es el único material para fabricar ventanas realmente ecológico, natural y sostenible, con muy bajaconductividad térmica, alta resistencia que adecuadamente tratada nos ofrece un excelente comportamiento frente al fuego.

Colaboración AMEVEC

Confort térmico, el principal valor de compra de una vivienda

El confort térmico es una apreciación subjetiva que expresa la satisfacción del individuo entorno a la temperatura del ambiente en el que realizamos cualquier actividad. Para evaluar y corregir afectaciones al confort térmico deberemos de tener en cuenta varios parámetros globales externos, como la temperatura del aire, la velocidad del mismo y la humedad relativa, y otros específicos internos como la actividad física desarrollada, la cantidad de ropa o el metabolismo de cada individuo.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda mantener fresco nuestro espacio vital. Lo ideal es mantener la temperatura de interiores entre los 20-21ºC durante el día y los 15-17ºC por la noche. Lahumedad en el ambiente es casi tan importante como la temperatura, ya que en valores muy elevados o demasiado bajos modificará la forma en cómo sentimos el calor y el frío. La humedad relativa ha de ser de un 30% a un 40% como mínimo y de un 60% a un 70% como máximo. Renovar el aire con un sistema de ventilación controlada es otro factor importante que señala la organización.

Sistemas constructivos eficientes

Durante décadas, la búsqueda de confort en el hogar se ha basado únicamente en el control y regulación de la temperatura mediante la instalación de sistemas tradicionales de climatización. Hoy sabemos que para alcanzar el confort térmico necesitamos estar cómodos a nivel de temperatura, pero también de humedad, calidad del aire y otros factores que puede afectar gravemente nuestra salud. Los sistemas constructivos tradicionales que apostaron por una climatización basada únicamente en el consumo energético hoy enfrentan un alto riesgo de pobreza energética, en el sentido de que la inversión que precisan las familias para climatizar el hogar es demasiado elevada debido a una construcción deficiente del edificio.

Entender las necesidades del ser humano y las condiciones básicas que definen el confort es indispensable para ofrecer un diseño constructivo que satisfaga a los usuarios. Hoy en día sabemos que una de las funciones principales de los edificios es proveer ambientes interiores que sean térmicamente confortables y sustentables con el mínimo consumo de energía posible. La orientación de la edificación, el aprovechamiento de la radiación solar y el riguroso aislamiento térmico de la envolvente evitando en todo momento los puentes térmicos son factores de peso. Todas estas medidas debidamente atendidas no solo harán más confortables y sanas nuestras viviendas, sino que también representarán ahorros importantes en los gastos de las familias, al hacer más eficiente el uso de la energía para acondicionamiento ambiental.

Desde AMEVEC podemos apoyarles asesorándole sobre las estrategias para el diseño arquitectónico pasivo y activo que podemos aplicar en un proyecto con el fin de aprovechar al máximo lo que nos ofrece el entorno, y de ese modo reducir nuestra dependencia del consumo energético para alcanzar el confort deseado. 

Colaboración AMEVEC

Responsabilidad social en el sector de la construcción

Las empresas casi siempre son percibidas únicamente como organizaciones cuyo objetivo es generar ganancias, sin embargo, actualmente deben contemplar que todo lo que hacen genere un impacto tanto en sus colaboradores, como en las comunidades donde operan, dando paso a la responsabilidad social, pero ¿de qué se trata este concepto?

Acciones para una sociedad mejor

La responsabilidad social es el compromiso y deber que poseen los individuos, miembros de una sociedad y empresa de contribuir voluntariamente para una sociedad más justa y para proteger el ambiente. 

Como resultado, cada vez más empresas entienden que la responsabilidad social es un tema que no solo se trata de acciones ambientales o sociales para la comunidad, también incluye una interacción y un diálogo con todos sus públicos. 

¿Qué beneficios se obtienen?

Una vez que las empresas integran la responsabilidad social como parte de su filosofía, sus colaboradores, público y vecinos de la comunidad establecen un vínculo duradero. Algunas de las características más destacables son:

  • Mejorar su imagen pública
  • Incrementar la pertenencia de sus colaboradores y un mejor ambiente laboral
  • Mejorar la productividad
  • Incrementar la confianza de sus inversionistas
  • Generar beneficios sociales y económicos
  • Mejor posicionamiento y diferenciación de marca

A estos beneficios se integra el concepto de Valor Compartido.

Creando Valor Compartido

El Valor Compartido se basa fundamentalmente en la idea de alinear el éxito de las empresas con el éxito de las comunidades en las que participa. Esto requiere de un ejercicio profundo de responsabilidad.

La creación de valor compartido en lugar de enfocarse en mitigar los daños que provoca la operación de una empresa, se centra en la innovación de sus propios procesos para promover el progreso social, y qué mejor manera de progresar que a través de la educación para un sector que ha sido olvidado y sin embargo es tan valioso: los trabajadores de la construcción.

¿Por qué la educación?

De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE):

  • Cada año adicional de escolaridad de un país, representa 1.3% más del PIB
  • Los trabajadores con preparatoria terminada, reciben 23% más, que los que no la tienen, y quienes cuentan con un título universitario ganan 54% que aquellos con preparatoria.
  • La tasa de retorno para la inversión que hacen los gobiernos (gracias al pago de impuestos y contribuciones sociales del trabajador) es de 6% para los hombres y 3% para las mujeres.

Impacto de la educación y capacitación en los trabajadores de la construcción

El sector de la construcción genera un impacto crucial durante la fabricación de materiales y productos de construcción, así como en las etapas de edificación y uso. Por lo tanto, la RSE es fundamental para las empresas que desarrollan esta actividad económica.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los trabajadores de la construcción tienen un promedio de escolaridad de solo 5 años.

  • 34% concluyó la primaria
  • 15% concluyó la secundaria
  • 47% no concluyó algún nivel de estudios

RSE y Valor Compartido en el sector inmobiliario

Para dar solución a esta problemática surge la fundación Construyendo y Creciendo, que apoya el desarrollo educativo de los trabajadores de la construcción. Durante 14 años, hemos instalado y operado más de 120 aulas en 16 estados de la República, de la mano de más de 60 empresas desarrolladoras y constructoras y beneficiando a más de 25 mil trabajadores. Estas aulas son habilitadas dentro de las construcciones para que los trabajadores puedan estudiar en el mismo lugar donde laboran, lo que facilita su proceso de aprendizaje.

Es así como unimos esfuerzos entre los sectores empresarial y social, para cambiar vidas a través de la educación, que además benefician a la empresa pues un trabajador con mejor educación y capacitación, será un elemento con mejor desempeño, sentimiento de pertenencia y mejores habilidades que le permitan realizar su trabajo exitosamente.

Colaboración: Fundación Construyendo y Creciendo – http://construyendoycreciendo.org

Instalar un toldo en tu hogar puede cambiar la forma de disfrutar tu casa

La instalación de toldos en viviendas es una de las decisiones mas eficientes a la hora de adoptar medidas para limitar la incidencia solar directa que tiene un impacto inmediato en la calidad de vida de los usuarios. Aunque en México se acostumbra vincular los toldos con terrazas y jardines, su uso en ventanas dependiendo de la orientación de éstas en la fachada, puede llegar a reducir la sensación térmica hasta 6 grados. Es por ello que un toldo puede corregir el impacto de una mala planeación en la orientación de las fachadas de una vivienda sin afectar el aprovechamiento de la luz natural.  Una medida sencilla de control solar que puede contribuir al ahorro de las familias mexicanas.

Los toldos puedes ser accionados de forma manual o motorizada para bloquear el sol sin perder esas vistas maravillosas que gozamos en algunos espacios de nuestro hogar. Nos proveerán de sombra solo cuando la necesitemos y de sol cuando queramos y en el caso de instalaciones en terrazas, aumentaremos la zona habitable de la casa a un precio bajo, nos permitirán graduar la ventilación y nos protegerán de condiciones atmosféricas adversas de forma limitada. En los días fríos, podrá retraerlo para que el sol ayude a calentar la casa.

Reduce tu consumo instalando toldos sobre tus ventanas

Las grandes ventanas acristaladas son el recurso más frecuente para aprovechar la luz natural, ventilar los espacios y disfrutar de las vistas que nos ofrece el entorno de nuestra vivienda, pero lamentablemente son un elemento que puede debilitar el aislamiento de nuestra fachada. Esto es debido fundamentalmente a que le damos muy poca importancia a los efectos que tiene instalar ventanas poco eficientes. 

Por las ventanas podemos llegar a perder hasta el 40% de la energía que producimos para enfriar nuestro hogar. En este sentido, por ser el vidrio la mayor superficie expuesta a los rayos del sol, se convierte a menudo en una lupa elevando la temperatura al interior de nuestra vivienda. Para corregir las deficiencias propias del uso inadecuado de vidrios que puedan ofrecer un bajo factor de protección solar podemos instalar un toldo. La proyección de la sombra sobre el vidrio enfriará naturalmente su hogar y funcionará como un elemento corrector inmediato para evitar las ganancias térmicas que provocan un mayor consumo de los aires acondicionados para regular la temperatura al punto de confort térmico. Una amplia variedad de telas aportara el diseño y color a su fachada.

Seleccione telas de calidad, solo así habrá invertido bien su dinero

Los toldos se fabrican normalmente de poliéster, tela acrílica o microperforada. Cada uno de estos materiales tiene sus propias ventajas y precio. Es importante que la tela sea de buena calidad para que bloquee entre el 90 y el 99% de los rayos UV e infrarrojos. Asimismo, hay que tener en cuenta las características del clima para elegir el tejido más adecuado (no es lo mismo una casa de playa o de ciudad). 

Para tomar una decisión conveniente sobre el color de la tela deberá de considerar que , cuanto más oscura sea, más elevado será el porcentaje de rayos UV que filtrará y también mayor la oscuridad que proyectará en el interior del hogar. Hay que tener en cuenta que, si la vivienda forma parte de una comunidad de vecinos, seguramente el color vendrá determinado por sus estatutos.

Colaboración AMEVEC

Como realizar una correcta especificación de puertas y ventanas en un proyecto

Para todos aquellos que tienen la responsabilidad de especificar las ventanas y puertas en un proyecto será de gran ayuda este artículo que de forma general les servirá de guía para establecer los puntos fundamentales que le permitirán evaluar su desempeño y realizar de forma adecuada su prescripción.

La especificación técnica de las puertas y ventanas en un proyecto forman parte de un documento integrado al contrato de construcción donde se describe el producto solicitado, materiales que la componen, dimensiones, sistemas de apertura, criterios de instalación y calidades demandadas. En este sentido para evitar responsabilidades que pudieran afectar al proyecto, se deberían de describir las características del producto, ensayos y cálculos solicitados, así como, los valores mínimos aceptables referenciados a normas nacionales o internacionales que deberán de avalar las siguientes prestaciones del producto:

  • Aislamiento térmico
  • Aislamiento acústico
  • Permeabilidad al aire
  • Estanqueidad al agua
  • Resistencia al viento

En algunos casos la especificación puede prescribir la marca y/o la serie codificada del fabricante seguido de la leyenda “o similar”, obligando a los concursantes que compitan con otras marcas a cumplir de forma mínima los criterios técnicos solicitados.

Como complemento de lo anterior la especificación deberá de ir acompañada de planos referenciados que incluyan las dimensiones, aperturas y detalles en su caso del sistema propuesto, así como, los requerimientos puntualizados para cada trabajo en cuanto a materiales, equipos, y calidad de la mano de obra que serán incorporados dentro de la descripción de los trabajos de instalación del producto. 

Para facilitar el concurso público de los proyectos, desde la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos A.C recomendamos exigir que los productos participantes cuenten con la etiqueta Valor AMEVEC®. Esta acreditación establece los criterios básicos que se recomiendan como fundamentales a considerar para la prescripción o especificación responsable de cualquier producto inscrito en el programa, valida la veracidad de los ensayos, cálculos o certificaciones aportados por los proveedores y facilita la comparación técnica entre distintos productos.

Las especificaciones son el único documento técnico que define las obligaciones de la administración o gerencia del proyecto durante su construcción y serán la guía para que el residente de obra cumpla con los requerimientos del proyecto. Por otro lado, los arquitectos y los ingenieros solo podrán realizar las estimaciones del costo de la construcción de un proyecto sobre la base de una correcta y adecuada especificación del producto.

Colaboración AMEVEC

Skin Wall, la nueva tendencia de diseño para fachadas ventiladas

SKIN WALL es un sistema constructivo desarrollado para atender ampliamente las demandas de diseño sustentable en materia de revestimiento de muros e instalación de fachadas ventiladas que ofrezcan al usuario ahorro de energía y confort térmico. 

El sistema está conformado totalmente por perfiles de aluminio extrudido tanto en su base estructural como en su parte estética. La ingeniería de valor que aporta el diseño de los perfiles nos permite ofrecer un producto de fácil instalación, resistente a los agentes climáticos, ligero, altamente durable y de muy bajo mantenimiento. 

El modelo constructivo SKIN WALL es sumamente propositivo en la parte del diseño. Para ello, pone en nuestras manos tres tamaños de duelas que pueden ser combinadas de forma aleatoria o conforme a patrones que consideren composiciones de distintas medidas o trazos de diferentes colores fruto de la imaginación y necesidades plásticas de cada proyecto. El tamaño intermedio de duela ofrece la posibilidad de incluir una superficie perforada para aplicación en zonas que requieran transparencia hacia el exterior o espacios susceptibles de integrar dentro de un concepto de iluminación de fachadas. La planicidad de los elementos favorece la incorporación de colores, acabados y texturas que alcanzan su máxima expresión en elegancia y diseño dentro de la variedad de membranas o folios que recubren nuestros perfiles como una opción de calidad única en el mercado.

En la parte técnica, los diferentes tamaños de duelas se anclan a presión sobre la estructura conformada por los diferentes perfiles troquelados disponibles según los requerimientos específicos de cada proyecto o aplicación. El ensamble de las duelas simula una entrecalle falsa o ciega de 5 milímetros que impide la entrada de agua y permite la entrada de aire desde el exterior.

Aplicaciones como fachada ventilada

El sistema SKIN WALL aplicado como fachada ventilada exterior instalada de forma paralela a la envolvente del edificio crea una cámara de aire intermedia en movimiento que ayuda a regular de forma pasiva la temperatura al interior del edificio optimizando el aislamiento térmico y acústico. La cámara intermedia reduce los saltos térmicos entre las estructuras paralelas, elimina las radiaciones directas y consecuentemente contribuye a la protección de la envolvente del edificio.

La ventilación natural que provee este modelo constructivo de fachada se torna la estrategia más eficiente para el enfriamiento pasivo de la envolvente de los edificios y toma mayor relevancia en aquellos lugares donde la incidencia solar es mayor. En épocas de frío, el sistema SKIN WALL actua como un acumulador de calor limitando la incidencia directa de las bajas temperaturas sobre la fachada primaria.

Aplicaciones como recubrimientos de muros y plafones

El desarrollo alcanzado por la tecnología para la fabricación de folios aplicados sobre diferentes superficies ha generado una amplia variedad de acabados, colores y texturas que se mimetizan en su parte orgánica con los acabados naturales, además de ofrecer una alternativa más longeva que los acabados metálicos tradicionales. Una extensa variedad de acabados que alcanzan su mayor potencial gracias a las adaptaciones técnicas con las que cuenta el sistema SKIN WALL para recubrir muros o integrarse como plafón suspendido en cualquier tipo de proyecto.

Publirreportaje: Simpleyfácil 

Puertas automáticas, seguridad y movilidad al servicio del sector comercial

Las puertas comerciales son el primer frente en la imagen corporativa de un negocio, además de un elemento indispensable que puede brindar seguridad a nuestra inversión y comodidad para el acceso de nuestros clientes. Un elemento fundamental para el tránsito de personas que en muchas ocasiones rentabiliza su inversión contribuyendo a mantener controlados los consumos de energía requeridos para mantener el confort térmico de quien nos visita haciendo más agradable su estadía.

Puertas enrollables de seguridad

Este tipo de puertas cumplen un doble cometido. Por un lado, atender los requerimientos de seguridad que determina la exposición al entorno del comercio y por el otro dar sustento a la imagen de marca del negocio.

La instalación de puertas enrollables en espacios comerciales ha venido creciendo dada la adaptabilidad del sistema que se oculta con facilidad integrándose con los plafones o mediante la colocación de cajones de enrollamiento que pasan desapercibidos como parte de la decoración del local. Los avances alcanzados en materia de recubrimientos de metales de alta duración han impulsado una amplia variedad de colores y formas al servicio de la industria de la transformación del aluminio y el acero. Diseños especializados para atender necesidades especiales de cobertura, potenciar el aspecto estético del recubrimiento o elevar los niveles de seguridad desde el mismo diseño. 

Las últimas tendencias para este tipo de puertas integran perfiles de policarbonato y superficies metálicas perforadas que buscan generar transparencia hacia el interior del local. La aplicación de nuevos procesos de laminado que permiten aplicar folios de PVC recubriendo la superficie de los perfiles metálicos abre una nueva propuesta de acabados texturizados con propiedades antigrafi que amplía el uso de estos productos hacia otras áreas exteriores más expuestas al vandalismo.

Puertas correderas automáticas peatonales

Este tipo de puertas han sido diseñadas para atender las necesidades de áreas de mucho tráfico de personas que generan un flujo constante de entradas y salidas. Para responder a estos niveles de movilidad y evitar en lo posible las pérdidas energéticas cuentan con sistemas de motorización altamente eficientes que nos brindan elevados niveles de seguridad y sofisticados sensores para preservar la integridad de los transeúntes al tiempo que realizan el movimiento de apertura y cierre a una importante velocidad por lo que han sido conocidas como puertas rápidas. Su uso se ha extendido a una gran diversidad de establecimientos comerciales, industriales, administrativos, públicos, hospitalarios, hoteleros , restaurantes…etc.  

El desarrollo de la automatización en este tipo de puertas ha sido fundamental durante la presente pandemia COVID 19 ya que cancela la posibilidad de contagios por contacto. La experiencia ha sido tan exitosa que el área de aplicación de estos sistemas se ha extendido a un sin numero de actividades y procesos donde se ha detectado la necesidad de evitar el contacto de las personas con superficies de riesgo que puedan provocar contagios, como son las puertas.

Las necesidades específicas de reducir los consumos de energía requeridos para preservar las condiciones climáticas en determinados espacios como hoteles y restaurantes evitando las corrientes de aire han traído de vuelta las puertas automáticas peatonales giratorias.

Colaboración AMEVEC

Elige bien tu vidrio, no te arrepentirás

El vidrio por ser el elemento que más superficie ocupa en una ventana o en un muro cortina, contribuye más que ningún otro elemento a la carga térmica del cerramiento y es en gran parte responsable de su eficiencia. 

Muchos consumidores desconocen que el 45 % de la energía que producimos para climatizar un edificio se pierde por los cerramientos y es por ello que no se les considera un factor fundamental para la valoración de compra de un inmueble. El problema viene después cuando hemos de vivir con nuestras decisiones o más bien, en este caso, con aquello que ignoramos y afectará la habitabilidad del edificio en términos de confort térmico y nuestro bolsillo en términos monetarios. Si eliges el vidrio exclusivamente por el precio, sin tener en cuenta los criterios que determinan su desempeño energético, habrás comprado un problema de por vida que será fuente de constante molestia y merma económica.

A diferencia de otros materiales y acabados, los cerramientos son valorados exclusivamente por su transparencia, entrada de luz y ventilación natural. Los identificamos como una fuente de vitamina y energía que relacionamos directamente con una casa sana, pero ignoramos los inconvenientes que se asocian directamente a los efectos potencialmente dañinos también asociados a la exposición directa a la luz solar. 

Elegir los vidrios adecuados puede parecernos irrelevante si desconocemos las prestaciones que nos brindan, pero puede ser sin duda la diferencia que marcará la forma en la que disfrutaremos o sufriremos el entorno climático que nos rodea desde el interior de nuestra vivienda. Vivir en un infierno o en una nevera no son opciones sino consecuencias de una mala decisión que puedes evitar si incluyes la valoración energética de los cerramientos como un aspecto determinante en tu decisión de compra de un inmueble.

¿Como se valora la eficiencia térmica de un vidrio?

Para valorar la eficiencia de un vidrio el proveedor deberá aportar información sobre su porcentaje de factor solar o el porcentaje de coeficiente de ganancia de calor solar en el caso de que el vidrio cuente con una película de control solar adherida al acristalamiento.

Para poder comparar diferentes ofertas económicas les compartimos los criterios técnicos que deberán de orientar su decisión:

  • Factor Solar (FS)

Porcentaje del flujo de energía solar total incidente que pasa a través de un vidrio. La energía total es la suma de la energía solar que entra por transmisión directa y de la energía irradiada por el vidrio. Cuanto más cerca esté el resultado del valor cero mejor será su desempeño.

  • Coeficiente de ganancia de calor solar (Solar heat gain coeficient, SHGC)

Porcentaje de energía solar directamente transmitido o absorbido y posteriormente irradiado hacia el interior del edificio. Mientras más bajo es el SHGC, mejores son sus propiedades de control solar.

Les recomendamos exigir a su proveedor que estos valores estén avalados por alguna certificación vigente o que cuenten con una acreditación Valor AMEVEC extendida por la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos A.C

¿Como se valora la eficiencia térmica de un cerramiento?

El vidrio no es habitualmente un elemento totalmente aislado, su eficiencia está directamente relacionada con los sistemas de perfiles que integran el elemento constructivo, la ventana o la fachada en su caso. Es por ello que una correcta evaluación requiere de considerar el conjunto teniendo en cuenta que los perfiles que configuran el perímetro del vidrio pueden ser conductores térmicos naturales ocasionando ganancias o pérdidas térmicas en el conjunto del cerramiento.

La evaluación más simple parte de un cálculo térmico que considera además del factor solar del vidrio, el valor U que establece la transmitancia térmica de los perfiles, para determinar la transmitancia térmica final del cerramiento. Con dicho valor se obtiene un resultado de eficiencia conforme a la tabla de clasificaciones descrita en el anexo B de la norma NMX R 060 SCFI 2013. Dicho anexo de la norma establece los métodos de cálculo de las características térmicas de ventanas y envolventes de edificios conforme establece la norma mexicana NOM 020 ENER 2011 (Eficiencia energética en edificaciones. – Envolvente de edificios para uso habitacional)

Para simplificar este proceso y facilitar la interpretación de los resultados la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos A.C diseñó la etiqueta energética Capret AMEVEC.  La etiqueta adherible situada de forma visible al interior del cerramiento informa de las características térmicas del producto y de la clasificación que obtuvo siendo la letra A la más eficiente y la E la menos eficiente.

Colaboración AMEVEC

Nuevas tendencias para fachadas residenciales

El diseño de las fachadas arquitectónicas se ha convertido en uno de los conceptos más importantes de decisión en un proyecto ya sea inmobiliario o unifamiliar. Una disciplina abierta a nuevas tendencias impulsadas por el avance alcanzado en el desarrollo de materiales y sistemas de instalación orientados hacia la sustentabilidad, funcionalidad y plasticidad que buscan influir en nuestro entorno, inspirar la creatividad y mejorar la habitabilidad de nuestros hogares.

Las nuevas propuestas se alejan de lo general para atender particularmente cada proyecto bajo un esquema único y diferenciador impulsado por un denominador común, priorizar la sostenibilidad y la eficacia energética para cada propuesta arquitectónica de la mano de una explosión de formas, colores y texturas. 

Ahora las fachadas buscan la originalidad al integrar y combinar formas, crear volúmenes, proyectar sombras e integrar nuevas texturas que componen patrones con materiales de naturaleza muy diferente para generar sorprendentes contrastes. Las mezclas de colores mates y brillantes frecuentes en la arquitectura de interiores se incorporan también a estas nuevas tendencias.

Revestimientos inspirados en la naturaleza

La madera, la piedra o el ladrillo, a veces al natural y otras dentro de una extensa oferta comercial de acabados tan similares que bordan la perfección marcan una corriente de gran fuerza dentro de estas tendencias en fachadas residenciales en la búsqueda de armonizar nuestro proyecto con el entorno. Materiales clásicos que incorporan elegancia y funcionalidad dadas sus características aislantes.

Otras propuestas más innovadoras plantean la aplicación de otros materiales menos convencionales como pueden ser los revestimientos de cerámica, metales, vidrios y hasta plásticos que exploran nuevas formas y texturas inspiradas en el desarrollo tecnológico alcanzado para promover la construcción eficiente y sustentable. Materias primas que impulsan la economía circular basada en el uso de productos reciclados y reciclables. Dentro de esta línea aparecen con fuerza nuevos diseños de fachadas ventiladas para satisfacer la creciente demanda de construcción de casas autosustentables o de muy bajo consumo energético. 

La iluminación como parte de la arquitectura 

Las nuevas fachadas incluyen la iluminación nocturna como una parte importante del diseño que busca potenciar los detalles arquitectónicos, las texturas y la combinación de materiales y colores. Fachadas elegantes durante el día y espectaculares durante la noche.

Integración de elementos de control solar 

Para aquellas fachadas mas comprometidas en su orientación existe toda una oferta de elementos pasivos de control solar que pueden integrarse a la perfección con estas tendencias de diseño alimentando el contraste de formas y acabados. La proyección de sombras sobre las fachadas es otra de las herramientas más efectivas para evitar pérdidas o ganancias energéticas a través de los cerramientos. 

 Jardines para decorar la fachada de tu casa

Los jardines son una parte muy importante en estas nuevas tendencias inspiradas en la comunidad con el entorno. No importa si el espacio con el que cuentes sea reducido o amplio, existe una nueva corriente que nos permite contemplar jardines verticales en fachadas que no tienen contacto directo con la superficie sobre la que se aplica, ya que se implementen sobre una estructura libre, construida para tal propósito, amurada a la fachada. Una tendencia verde que puede mejorar las condiciones de habitabilidad de nuestra vivienda y que se alinea con todas estas tendencias que les hemos compartido.

Colaboración AMEVEC

Historia de las ventanas de PVC

En 1835, el alemán Justus Von Liebig descubrió el monómero del cloruro de vinilo, un descubrimiento sin ningún valor para aquella época. Seria hasta 1926 que el químico estadounidense Waldo Lonsbury Semon daría utilidad al compuesto y registraría la patente en 1933 para un método de fabricación de PVC plastificado, ahora conocido simplemente como vinilo. Un descubrimiento resultado de un experimento de laboratorio que buscaba nuevos recubrimientos de caucho sintético para su aplicación sobre metales. 

Los primeros productos de PVC producidos a partir de 1938 fueron pelotas de golf, zapatos de tacón y cortinas de baño. Posteriormente logró moldearlo en diferentes formas y grosores que extendieron su uso a las protecciones para mangos de herramientas, las suelas de zapatos y los cables, entre tantas otras aplicaciones. Pronto se descubrió el potencial de esta nueva materia prima para la fabricación de multitud de productos e inmensas utilidades. Actualmente el PVC es el segundo polímero de mayor producción en el mundo. 

En la década de los 70 aparecen las primeras ventanas de PVC en Alemania como una respuesta al incremento de los precios del petróleo en la búsqueda de ahorrar energía en las viviendas altamente dependientes de los sistemas de calefacción basados en combustibles fósiles. Sin duda en este tiempo se da la primera revolución energética que inicia el camino en la búsqueda de la sustentabilidad en la construcción. 

Este material joven pronto se torna una alternativa competitiva sobre las materias primas tradicionales, aluminio y madera, que siguen predominando en el mercado. Sus grandes propiedades aislantes, su ligereza y las oportunidades estéticas que ofrece, impulsaran el desarrollo tecnológico del sector de la ventana y todos los componentes afines a su fabricación en la búsqueda de elevar las prestaciones térmicas y acústicas dentro de una filosofía de venta que, por muchos años, fue única. Pero además el PVC es un material inerte, no se degrada con el paso del tiempo y se produce fácilmente. Todo esto unido al desarrollo de maquinaria específica para producirlas a gran escala permitió la fabricación de ventanas a unos precios de mercado muy competitivos. En muy poco tiempo las ventanas de PVC habrían conquistado el mercado europeo de clase media y se habían convertido en un baluarte de la nueva tendencia de construcción de viviendas de baja demanda energética. 

Al principio los perfiles eran exclusivamente de color blanco preocupados por el comportamiento de otros colores frente a los rayos UV. Esta limitante quedaría atrás con el desarrollo de una generación de folios o láminas multicapa que revistiendo los perfiles mejorarían sus propiedades naturales y pondrían al alcance de estas ventanas un mundo ilimitado de colores y texturas resistentes a la incidencia solar directa.  

El diseño de los perfiles para la elaboración de estas ventanas ha ido evolucionando rápidamente para mejorar sus prestaciones térmicas y mecánicas dando origen al uso ahora extendido del denominado canal europeo. Una innovación que facilitó el desarrollo he integración de una nueva oferta de herrajes que mejorarían la estanqueidad y seguridad de las ventanas. 

El vidrio fue seguro, el gran aliado y compañero de la ventana de PVC en este camino por elevar el desempeño térmico y acústico de las ventanas. Será aquí donde las ingenierías de los perfiles cambian para poder soportar vidrios más pesados y eficientes que se conforman de varias lunas con cámaras intermedias aisladas para reducir las pérdidas y ganancias energéticas a través del cristal. 

Hoy seguimos viendo un futuro grandioso y prometedor para las ventanas de PVC que estamos seguros seguirán siendo motor de la innovación para satisfacción de todos aquellos que las amamos.

Colaboración AMEVEC