Pérgolas bioclimáticas, minimalistas y funcionales

La administración de sombras ha sido reconocida como una de las medidas pasivas más eficientes para mitigar los efectos de la incidencia solar directa sobre las fachadas y las superficies de vidrio expuestas a las consecuencias del sobrecalentamiento. Es por ello que hemos vivido una fuerte tendencia por integrar el concepto de control solar al desarrollo de proyectos arquitectónicos como una disciplina de cuya aplicación depende en buena parte la eficiencia energética de casas y edificios. Una respuesta lógica que puede corregir deficiencias implícitas a la sobreexposición solar.

El término de pérgola bioclimática define un espacio protegido del sol que cuenta con una estructura impermeable cuya cubierta está integrada por un conjunto de perfiles orientables que se denominan lamas. Las lamas giran sobre su eje para regular la entrada de luz y aire, a la vez que garantizan la estanqueidad en su posición de cierre. 

Este tipo de pérgolas se han convertido en una tendencia para el diseño de terrazas y jardines que están buscando crear ambientes de modernidad y funcionalidad dentro de sus proyectos. 

El diseño minimalista de este tipo de pérgolas concebidas como una estructura autoportante y autónoma que puede adosarse a modo de porche o marquesina está fabricado en aluminio buscando ofrecer un producto ligero y de bajo mantenimiento, fácil adaptar a cualquier espacio sin necesidad de realizar molestas obras de albañilería. Su uso se ha extendido la adaptar o ampliar áreas de negocio en restaurantes, tiendas y empresas.

Dentro de la variedad de sistemas para el diseño de pérgolas que ofrece el mercado, las pérgolas bioclimáticas se desmarcan como el único sistema integral que ofrece una solución definitiva a los efectos de la lluvia sobre estas áreas que frecuentemente albergan muebles y accesorios que requieren ser resguardados o protegidos. Para ello solo es necesario mover sus lamas a su posición de cierre para crear una cubierta impermeable y estanca que canalizará el agua hacia las columnas que recogerán la misma para darle salida a nivel de piso o canalizarla si se cuenta con un sistema propio de drenaje y aprovechamiento.  

El diseño orientable de las lamas además de proveernos de una sombra fresca nos permite regular la temperatura y la entrada de aire para evitar el efecto invernadero, ya que el aire se está renovando constantemente, previniendo que el calor se acumule. Si la instalación se realiza a modo de marquesina adosada a la fachada de la vivienda también ayudará a mitigar de forma pasiva la temperatura al interior de tu hogar reduciendo la sensación térmica hasta en 5° C.

El movimiento de las lamas en estos sistemas puede realizarse de forma manual o automatizarse con la posibilidad de incorporar un sensor de viento, lluvia o temperatura solar que hacen aún más cómodo y eficiente su uso. La integración de este tipo de sensores permite que las lamas reaccionen de forma inteligente y autónoma abriendo o cerrando la cubierta en función del sol, el viento o la lluvia. Además, estos sistemas, pueden integrar otros como cortinas de vidrio apilables, mosquiteros y filtros solares para hacer aún más cómodo y habitable este espacio para sus usuarios. También pueden incorporar sistemas de nebulización de agua que refrescarán y mantendrán húmedo el ambiente.

Colaboración: AMEVEC

Como elegir el vidrio adecuado para tu proyecto

El elemento que más superficie ocupa en una ventana es el vidrio, es por esta razón, que de su elección dependa en buena parte la eficiencia térmica del cerramiento, además del aislamiento acústico, seguridad y en gran medida el aprovechamiento de la luz natural. Es por ello que deberemos tener especial cuidado a la hora de elegir el vidrio que instalaremos en nuestras ventanas dando prioridad a las demandas que definen las necesidades propias de cada proyecto.

Con el fin de orientar correctamente nuestra elección se hace necesario definir de forma general cuales son las opciones a nuestro alcance, así como, las prestaciones implícitas a nuestra decisión de compra o prescripción adecuándose finalmente a un presupuesto que deberá contemplar en todo momento los consumos energéticos derivados de mediano y largo plazo. De su correcta evaluación podrá justificarse en su caso una mayor inversión en este rublo.

Vidrio flotado o monolítico

El vidrio se fabrica a partir de una mezcla compleja de compuestos vitrificantes, como pueden ser la sílice; fundentes, como los alcalinos y estabilizantes, como la cal. Todos estos elementos primarios, se introducen en un horno para someterlos a un proceso de fundición a aproximadamente 1000ºC que tiene como resultado una lámina o plancha uniforme que flota sobre una cama de estaño fundido. De este proceso toma el nombre el vidrio flotado que se define finalmente después de una fase de enfriamiento controlado como una lámina de cristal de espesor constante y masa homogénea que presenta una total transparencia. Su superficie brillante y pulida muestra una perfecta planicidad libre de distorsión.

El tipo de vidrio flotado es quebradizo, nada seguro y cuenta con muy bajas propiedades térmicas y acústicas. Aunque es el vidrio más consumido para la fabricación de ventanas, se debe considerar profesionalmente en desuso y lejos de cualquier recomendación para la instalación en ventanas y fachadas dadas las afectaciones implícitas a la seguridad de los usuarios.

Vidrio templado

La fabricación de un vidrio templado parte de la base de un vidrio flotado que es calentado gradualmente hasta una temperatura de reblandecimiento de entre 575 y 635 °C. Una vez alcanzada la temperatura es enfriado rápidamente con aire para exponer su superficie a tensiones de compresión y el interior a tensiones de tracción. 

Durante el proceso de templado la resistencia a la flexión del vidrio aumenta desde 400 kp/cm² hasta 1200-2000  kp/cm², lo que equivale de 4 a 5 veces la resistencia del vidrio flotado. Como consecuencia de este tratamiento térmico, el vidrio adquiere una mayor resistencia estructural y al impacto por lo que en caso de rotura se quebrará en pequeños fragmentos menos lesivos y cortantes disminuyendo el riesgo para los usuarios. Por otro lado, la resistencia al choque térmico que puede causar la rotura del vidrio por efecto de la diferencia de temperatura entre las caras interna y externa o la que representa la disparidad en una misma cara de la temperatura del centro de la superficie en relación con los bordes también aumenta con este proceso pasando de 60 °C a 240 °C. ​

Por su reacción a la rotura el vidrio templado es considerado como una opción cuando se requieren vidrios de seguridad.  Dado el tratamiento descrito para el templado es importante considerar que todos los procesos de mecanización, ya sean cortes de dimensiones, canteados o taladros deberán ser realizados previamente al templado. De realizarse posteriormente, se provocaría la rotura del vidrio. 

Vidrios bajo emisivos

Los vidrios bajo emisivos tienen la capacidad de reflejar la energía solar evitando que buena parte de ella incida en el aumento de la temperatura de los espacios. Se conocen también como vidrios térmicos, vidrios de baja emisividad, low-e o también vidrios ATR (aislamiento térmico reforzado). 

Durante este proceso de fabricación la superficie de la lámina de vidrio recibe un tratamiento con diferentes tipos de metales con contenido de plata en su cara interior que permite reducir su Coeficiente de Transmisión Térmica (U) haciéndolo más eficiente para protegernos de la radiación solar que incide sobre el vidrio y provoca el calentamiento de los ambientes en que vivimos y trabajamos.

La transmitancia térmica (también denominada como Valor-U) es la medida del calor que fluye por unidad de tiempo y superficie, transferido a través de un sistema constructivo, formado por una o más capas de material, de caras plano-paralelas. Su valor, nos informa de la capacidad de trasmitir calor de un elemento constructivo, en este caso del vidrio, en su posición real en el edificio. Cuanto menor sea el valor-U mejor será la capacidad de aislamiento de la ventana o el cerramiento.

Vidrios con control solar

Al tratamiento bajo emisivo se le añaden unos componentes que consiguen reducir la radiación solar que pasa a través del vidrio. Con este proceso se pueden controlar los efectos de la radiación ultravioleta que eleva la temperatura en nuestra vivienda. Los vidrios de control solar están recomendados para su uso en zonas y orientaciones con alta exposición solar, especialmente en las fachadas orientadas al sur, al este, u oeste. 

Para medir la eficiencia de este tipo de vidrios deberemos valorar el factor solar (FS) que mide el porcentaje del flujo de energía solar total incidente que pasa atraviesa el vidrio. Para ello, consideraremos la suma de la energía solar que entra por transmisión directa y de la energía irradiada por el vidrio. Cuanto más cerca esté el resultado del valor cero mejor será su desempeño.

Vidrios compuestos

De la anterior clasificación se desprende otra que es el resultado de la combinación de diversos tipos de láminas de vidrio, con o sin tratamiento, unidas entre sí o separadas por cámaras de aire en la búsqueda de un mejor resultado en referencia a la seguridad frente a la rotura o la demanda de aislamiento térmico y acústico. En función de este criterio podemos dividir nuestras opciones principalmente en dos grupos, vidrios laminados y vidrios con cámaras. 

Vidrios con cámaras intermedias

La mayoría de las ventanas que se instalan en México se fabrican con vidrios sencillos o monolíticos, aunque como hemos comentado no es una opción recomendable por incapacidad ofrecer un aislamiento térmico y acústico adecuado. En la mayoría de los casos tampoco tendrán un tratamiento de templado aún cuando el lugar de su instalación pueda representar un riesgo para las personas. Afortunadamente el reconocimiento que ha venido teniendo la ventana como elemento fundamental en el desarrollo de viviendas sustentables ha venido definiendo una tendencia clara a la incorporación de vidrios dobles con cámaras intermedias de aire o algún gas inerte. En otros países con sistemas de ventanas más evolucionados se está extendiendo el uso del triple acristalamiento o lo que es lo mismo láminas de vidrio dos cámaras de aire entre ellas. Con esto conseguimos mejorar considerablemente tanto el aislamiento térmico como el acústico.

La composición del vidrio doble variará dependiendo de las necesidades del proyecto o las demandas específicas del lugar donde será instalada la ventana por lo que el profesional buscará la combinación más adecuada para atender de forma diferenciada los requerimientos de seguridad, control solar, aislamiento térmico o acústico. 

La elección de vidrios bajo emisivos con tratamiento para el control solar para la composición del vidrio aislante reducirá el valor U y mejorará la eficiencia de la ventana, aunque en desventaja oscurecerá ligeramente el ambiente. Por ejemplo, mientras un doble acristalamiento estándar con cámara de 16mm tiene un valor U de 2,7W/m2ºK, si aplicamos el tratamiento bajo emisivo a la lámina más externa obtendremos una reducción hasta los 1,5W/m2ºK.

Vidrio laminado

El vidrio laminado también llamado vidrio de seguridad se conforma mediante la unión de una dos o más láminas de vidrio entre sí mediante una capa intermedia de material translúcido. Se denomina de seguridad porque ante una posible rotura de vidrio la capa intermedia actúa como un pegamento que impide el desprendimiento en fragmentos que puedan representar un riesgo físico o material para las personas como podría suceder con un vidrio templado o mucho peor con un vidrio sin tratamiento que se consideraría una amenaza latente en algunos casos. Las capas intermedias que unen las superficies de las láminas son de materiales plásticos como el butiral de polivinilo (PVB), el etil-vinil-acetato (EVA). Los parabrisas de los coches, los vidrios de seguridad e incluso los vidrios antibalas, son fabricados con está técnicas de vidrios laminados.

Otra propiedad importante laminados es que mejoran notablemente el aislamiento acústico y son susceptibles de recibir los tratamientos anteriormente vistos como de baja emisividad o protección solar para elevar las prestaciones de nuestras ventanas en gran medida. En el caso que un vidrio laminado vaya en combinación con una cámara de aire y otro vidrio, el tratamiento térmico, lo suele llevar el vidrio simple que va al exterior.

Dado que este tipo de vidrios pueden elevar considerablemente el peso de la unidad será importante realizar un calculo precio de los mismos para elegir el sistema de apertura más adecuado y considerar los accesorios necesarios para su manipulación considerando el uso habitacional. Para realizar rápidamente un cálculo aproximado del peso, deberás multiplicar los metros cuadrados de superficie de vidrio por su espesor y por 2.5

Peso del vidrio = m.2 de vidrio x espesor del vidrio (mm) x 2.5

Por ejemplo:

Un vidrio de 2.00 m.2 que tenga un espesor de 6 mm pesará 30 kg. (2 x 6 x 2.5)  

En base a todo los expuesto, a la hora de prescribir una ventana o una fachada modulada de vidrio eficiente para un proyecto, deberemos elegir primero la composición, espesor de cada una de las láminas de vidrio y si estas llevarán o no tratamientos aplicados. Por otro lado, en caso de vidrios aislantes, deberemos considerar el número de cámaras y su espesor, además del tipo de gas que ocupará el interior de las mismas. 

Colaboración: AMEVEC

Editorial

Perspectivas del sector para este 2022

En esta entrevista realizada al presidente de la Asociación Mexicana de Ventanas y Cerramientos A.C, José Manuel Barceló, tuvimos la oportunidad de conocer su opinión acerca de lo que podemos esperar en materia de desarrollo e innovación del sector para este año 2022.

¿Qué innovaciones o aplicaciones fueron las más destacadas en materia de cerramiento durante 2022?

Sin duda este año pasado habrá sido muy productivo para muchas empresas a nivel de innovación y desarrollo de productos, pero sus resultados no nos han sido dadas a conocer precisamente por las limitantes que esta pandemia nos ha traído. Estoy seguro de que será hasta nuestra próxima participación durante celebración del Salón internacional de la ventana y el cerramiento dentro del marco de Expo CIHAC 2022 cuando sabremos de todas ellas. 

El año 2021 ha sido más bien un tiempo de desarrollo de capacidades digitales en todos los sentidos y a todos los niéveles; un prólogo que ha servido para que muchas empresas hicieran una introspección para auto evaluarse y renovar sus estrategias comerciales y de comunicación en un momento en el que se ha detonado el interés del sector por adquirir nuevos conocimientos. El mundo se hizo más pequeño y todos nos hemos visto en la necesidad de crecer nuestras metas a corto plazo conscientes de que el consumidor también ha sido influenciado por este ambiente que ha cambiado sus criterios de decisión de compra.

¿Cuáles han sido los principales aprendizajes en cuanto a confort térmico que prevalecerán en esta nueva normalidad?

La pandemia que nos ha tocado vivir ha afectado nuestros hábitos y modificado en muchos casos la percepción de la importancia de aquellos factores que derivan en la calidad de vida que nos debe ofrecer nuestro hogar. La experiencia que hemos mantenido en este largo periodo de convivencia con las condiciones de habitabilidad de nuestras viviendas nos ha permitido conocer las deficiencias que nos impiden disfrutar de un grado de comodidad aceptable y saludable, así como, de la necesidad de realizar mejoras que nos permitieran paliar o reducir los consumos energéticos para climatizar los espacios. Como resultado de todo ello nos encontramos ahora ante un consumidor más experimentado capaz de definir perfectamente sus prioridades, señalando el aislamiento térmico y acústico como factor fundamental para garantizar la calidad de vida en sus hogares. Un aspecto que no puede ser atendido sin pensar en la instalación de ventanas y vidrios eficientes, así como, productos para el control solar.

¿Cuáles son las perspectivas para el año siguiente en cuanto a materia de cerramiento?

Definitivamente la tendencia apunta hacia el desarrollo arquitectónico sustentable y el ahorro de energía. Todas las tecnologías del mundo del cerramiento se alinean para confluir en la necesidad de atender estas demandas integrando productos y procesos que pongan en manos del sector los elementos para garantizar la eficiencia necesaria que permita modificar los estándares de construcción de forma que se puedan cumplir estos objetivos. Ha llegado el momento de demandar un cambio hacia los sistemas constructivos sostenibles en lo público y lo privado para evitar las consecuencias que nos ha traído ignorarlas. El mundo ha avanzado lo suficiente como para conseguirlo y los profesionales tenemos la responsabilidad de ser impulsores de esta realidad.

Vidrios y Fachadas Holding

Vidrios y Fachadas Holding agrupa a partir de 2018 a dos empresas líderes en su especialidad: VITRO CANCELES, SA de CV en el Diseño, Fabricación y Montaje de Sistemas de Fachada y Cancelerías de Aluminio, Vidrio y Materiales Afines y VITROGENERA, SA de CV en el Procesamiento de Vidrio para Construcción y Uso Industrial.  

VITRO CANCELES, SA de CV.

Desde su formación en 1986, esta empresa ha participado en una gran cantidad de proyectos aportando el Diseño, Fabricación e Instalación de todo tipo de Envolventes Arquitectónicas, Fachadas, Cancelerías Exteriores e Interiores en edificaciones de usos mixtos, oficinas y habitacionales.

Esto le ha permitido interactuar con importantes agentes de la industria de la edificación e interiores entre los que se cuentan: Sordo Madaleno Arquitectos, MIGDAL Arquitectos, CARSO, República Arquitectos, GAP, One Development Group, Emblem Capital, JLL, BOVIS, BECK, Marcos Arquitectos, SOM, Hill International, INPROS, Aldesa, ALHEL, THOR, Taller G, Legorreta & Legorreta, Grupo MARCA, Edmonds International, ABILIA, METRA Desarrolladora, GIA, entre otros.Cuenta con una planta de 15,000 M2 en Iztapalapa, CDMX, con maquinaria de última generación: 5 Centros de Mecanizado y Corte de 3, 4 y 5 ejes, 7 Sierras de Uno y Dos Cabezales, Maquiladoras de Panel de Aluminio, Mesas de Corte de Vidrio, equipos e instalaciones complementarias y una flotilla de 23 vehículos para transporte local y foráneo. Esta infraestructura nos da la capacidad para fabricar hasta 250,000 M2 anuales de Fachadas y Cancelerías de aluminio, vidrio y panel de aluminio.                                                                                                                          

La empresa ha desarrollado gran capacidad de Instalación y Montaje apoyada en diseños e ingeniería adecuados, personal técnico de probada experiencia, mano de obra calificada (800 elementos) y equipo de montaje especializado (mini grúas, elevadores de obra, ventosas mecánicas y equipo complementario).     

Ha realizado una gran cantidad de obras entre las que se cuentan: Torre Chapultepec UNO, Centro Operativo BBVA, Interiores Torre BBVA, Torre Paradox, Landmark Guadalajara, Artz Picacho, Terret I y II, Miyana Torre B, Rubén Darío 225, Vía 515, Espacio Santa Fe, Central Park Interlomas, Central Park Bosque Real, Américas MIL500 Guadalajara, Century Plaza, Antara II, CARSO Claro Colombia, Corporativo Palmas, Plaza CARSO, Zurich 272, Montage Los Cabos, Corporativo Chapultepec, Dominium Tower, Barranca del Muerto 172 e Hipódromo de las Américas.

OBRA RELEVANTE: CENTRO OPERATIVO BBVA, CDMX.

El proyecto fue elaborado SOM para alojar el Centro Operativo de BBVA. El sistema de fachada es modular (32,015 M2), formado por elementos ensamblados con aluminio extruido en España; vidrio Viracon VRE – 2438 8mm + 12 mm + 6+6 OptiWhite FT; parasoles de aluminio con sección irregular en tres sentidos (2,265 piezas); módulos con lámina multi perforada de acero inoxidable en estacionamientos; marquesina de acceso forrada con panel de aluminio; vestíbulo con fachada suspendida a base de costillas tri laminadas, vidrio laminado bajo en hierro y forro en muros con perfiles y panel de aluminio con los colores institucionales de BBVA (5,200 M2). La calidad constructiva de la obra y nuestra coordinación con otras especialidades, propició la instalación de estos sistemas en el tiempo y costos previstos. Adicionalmente, fabricamos e instalamos un sistema de particiones de aluminio y vidrios dobles, sencillos y paneles para el acondicionamiento de sus oficinas (11,800 M2).

VITROGENERA, SA de CV.

En diciembre de 2015 se forma VITROGENERA tomando como base los activos de una empresa con más de 30 años de experiencia en Procesamiento de Vidrio para la Construcción e Industria. A partir de esta fecha, la sinergia productiva y comercial lograda con VITRO CANCELES, les ha permitido ofrecer a sus clientes propuestas técnicas y económicas muy competitivas y con plazos de ejecución más reducidos. 

Para abastecer su planta en Azcapotzalco, CDMX, VITROGENERA adquiere materia prima de las fábricas de vidrio más importantes del mundo para lograr un producto terminado a través de sus diferentes líneas de procesamiento. Cuenta con 2 Mesas de Corte con capacidad para procesar 4,300 piezas mensuales (28,500 M2), Horno de Templado (30,000 M2/mes), Línea de Insulado o Doble Acristalamiento (20,000 M2/mes), Máquina de Serigrafía (20,000 M2/mes) y Equipos Complementarios para procesos de Maquila y Acabados. 

Entre sus clientes se cuentan: VITRO CANCELES, ALUVISA, Grupo Sordo Noriega, Ventanas Exclusivas, Mosti Sistemas, Refrigeración Ojeda, FLOGAMEX, General Maskiner.

Colaboración: Vitrocanceles

Distrito Polanco

Es un imponente desarrollo mixto que combina oficinas y comercios en un punto estratégico y bien ubicado de la Ciudad de México, Polanco; uno de los corredores que registra más transformación de propiedades en un corto tiempo por el efecto positivo que provocan en la zona y la ciudad; aumentan la generación de empleos y por ende, detonan más y mejores inversiones inmobiliarias cercanas.

El proyecto es desarrollado por SIMETRIC GI, empresa desarrolladora de bienes raíces con más de 25 años de experiencia en desarrollos de primer nivel y República Arquitectos, empresa de arquitectura y desarrollo inmobiliario, fundada en 1996.

Distrito Polanco cuenta con 47 mil metros cuadrados de área rentable y un área comercial de poco más de 6 mil m2. El desarrollo tiene 11 niveles de oficina y 3 niveles comerciales. 

HISTORIA

Este espacio era ocupado por el restaurante de comida rápida, McDonald’s, una de las mayores franquicias independientes de comida rápida en el mundo. Actualmente esta multinacional maneja más de 38 mil 600 sucursales en 119 países; es decir, que agrupa el 0.4% de todas las unidades de comida rápida. En México, McDonald’s llega en 1985, en 1986 abre McDonald´s Polanco, en donde ahora se ubica Distrito Polanco y del cual el restaurante también forma parte. 

En 2019 deciden reconvertir este espacio en un desarrollo de usos múltiples, donde, además de un McDonald´s, también habrá oficinas corporativas y establecimientos comerciales.

EL PROYECTO

El diseño estuvo a cargo de SIMETRIC GI. Los arquitectos Gerardo Castillo y Karina Mora fueron los encargados de aterrizar y materializar este proyecto.

Los arquitectos buscaban para la fachada un vidrio que tuviera excelente desempeño, para garantizar la eficiencia del edificio y que visualmente fuera armónico. Se utilizaron módulos de 1.525 x 4.5 m -medidas jumbo- con sunglas® y tecnodecor® para  lograr que los espacios sean más confortables para quien los habite. 

El proyecto además, tiene en proceso la certificación LEED® Gold Core & Shell, diseñado para proyectos en los cuales se controla el diseño y la construcción de la estructura y envolvente del edificio, así como los sistemas principales, como el sistema mecánico, eléctrico, de plomería y PCI.

VIDRIO Y ALUMINIO

Grupo Tecnovidrio participa en el desarrollo de la ingeniería propuesta de para la fachada. Suministramos e instalamos el vidrio y aluminio en la fachada, sótanos,  parasoles e interiores. 

Especificación del vidrio:

El sistema de aluminio es modular, con línea de perfiles de 5”, zonas rectas con perfiles con ensamble a 90° y para las zonas curvas, fueron diseñados perfiles especiales facilitaran el ángulo de quiebre de los vidrios de fachada.

INGENIERÍA

FUENTES:
SIMETRIC – Arq- Gerardo Castillo y Arq. Karina Mora
Coldwell Banker Commercial
Diario La Razón
GRUPO TECNOVIDRIO – Arq. Ethel Calvo e Ing. Alejandro Oliva

Colaboración: Tecnovidrio

Sofitel Reforma 297

El proyecto Sofitel Reforma 297 es un proyecto muy importante para nosotros Erre Eme por la complejidad de su ingeniería.  Debido a esto, sumamos al equipo la asesoría de Curtain Wall Design Consulting, Inc. (CDC) para los cálculos de movimiento de la estructura del edificio y el sistema de fachada, para el diseño de perfiles y anclajes especiales y para evaluar los materiales que intervendrían en su ejecución.

Se consideró el tipo, ubicación y colocación del sistema de fachada de vidrio con respecto al resto de los sistemas de envolvente exterior para permitir un diseño efectivo para el control y manejo del agua, para así poder minimizar infiltraciones de agua y el potencial de condensación.

Tipologia: COOL LITE  SKN144 SOBRE CLARO 6 MM / SEP 12 MM/ CLARO 6MM TEMP
Ing.  Rucky Rivero, Director RM
Lic. Humberto Vital, Gerente Nacional de Ventas

Colaboración: Millet Industria de Vidrio

Oficinas Corporativas Little Caesar’s Pizza

Ubicadas en la ciudad de Detroit, las oficinas corporativas de Little Caesar’s Pizza, tienen una fachada compuesta por cristales curvos de gran tamaño y con formas prácticamente triangulares, que dan la apariencia de ser diamantes. Cristacurva tuvo la encomienda de hacer realidad la visión de los arquitectos que buscaban lograr una fachada única e irrepetible, con diamantes en lugar de ventanas simples. 

La concepción de este impresionante edificio corrió por cuenta de la famosa firma de arquitectos Smith Group, con oficinas en varias ciudades importantes de EEUU y famosa por la alta esteticidad de sus proyectos.

Para lograr las facetas de diamante que los arquitectos deseaban, el vidrio requeriría una altura de nueve (9,0) metros y se dividiría en 2 grandes formas triangulares, que unidas, resultarían en la forma romboide típica de un diamante. Para conseguir la profundidad del diamante era necesario hacer que estas piezas de gran tamaño y triangulares, fueran además dobladas a radios muy cerrados y con partes rectas en sus extremos. 

La complejidad del proyecto era aún mayor cuando el edificio tenía que cumplir con las cargas térmicas requeridas en la ciudad de Detroit, y el hecho de que el cristal tendría que ser estructuralmente resistente pues la sujeción sería muy esbelta, e inexistente en las uniones verticales. Así, con estos altos requerimientos estéticos y técnicos, sumados a la alta calidad de fachada que el proyecto exigía, Smith Group se acercó a Cristacurva para encontrar soluciones al interesante reto.

Cristacurva trabajó durante varios meses con diferentes productos de cristal para encontrar la combinación que lograra el tamaño, los mejores valores térmicos, y además soportara la tensión en la capa Low E que una curvatura con radio de 0.40m generaría. El resultado fue un cristal Low E de color neutro y alta transparencia, complementado con una película de control solar y otra de carácter estructural.

Este desarrollo lo realizó el equipo técnico de Cristacurva, en conjunto con el instalador de fachada y todo el equipo de diseño de la obra, en un ambiente de colaboración, que buscaba la mejor solución posible para el proyecto. La solución que Cristacurva ofreció, consiguió la transparencia y neutralidad buscada, aunada a un comportamiento térmico aceptable, que además cumplía con las características estructurales, de seguridad, y particularmente, estéticas. 

Una vez encontrada la solución, vino la etapa de hacer muestras a tamaño real y que así el equipo de diseño evaluara que a calidad óptica y estética del producto desarrollado por Cristacurva lograra el propósito de la obra. La evaluación fue altamente positiva y con ello, empezó la ejecución de la obra que, a la postre resultó en un gran éxito. 

La fachada estuvo compuesta por 102 paneles, los cuales fueron producidos dentro del tiempo requerido y los resultados obtenidos en las pruebas iniciales, fueron consistentes a lo largo del proceso de fabricación. Para ayudar en el proceso de instalación, se moldearon perfiles metálicos que fueron adheridos al cristal mediante un espesor de silicón de 4 ½”, siguiendo estrictos lineamientos de calidad. Dicho proceso de ensamble, fue realizado en la planta de Cristacurva para asegurar la correcta alineación de los perfiles y, en consecuencia, se simplificó la instalación en sitio.

La fabricación de este proyecto ejemplifica los altos estándares que demanda la arquitectura moderna del cristal. Es decir, ya no solo es empleado como un elemento de cerramiento de espacios, sino que se considera un elemento fundamental para lograr el valor estético de una fachada, sin sacrificar seguridad, ni desempeño térmico y solar. 

Las oficinas corporativas de Little Caesar’s Pizza sirven como ejemplo de la forma como Cristacurva trabaja estrechamente con diseñadores y clientes de renombre mundial, en un ambiente de colaboración, para conseguir la viabilidad de sus más grandes sueños, ofreciendo soluciones de cristal altamente complejas, y con estrictos requerimientos de calidad. 

Colaboración: Cristacurva

Incentivos no financieros para aumentar la eficiencia energética en edificios

La eficiencia energética es una actividad que tiene por objeto mejorar el uso de fuentes de energía.

El uso racional y la conservación de la energía también llamado simplemente eficiencia energética, consiste en utilizar la energía de manera eficiente para obtener un cierto resultado. Por definición, la eficiencia energética es la relación entre la cantidad de energía utilizada en una actividad y la prevista para su realización.

La energía como tal en el sector de la Construcción, es fundamental, de ella dependen los procesos constructivos sin duda, pero su mayor impacto está en el uso y consumo que generan las edificaciones a través de, entre otros, alumbrado e iluminación, sistemas de operación (motores), generación de calor o frio.

Nuestro país y el mundo entero, están pasando por una etapa de innovación y renovación en esta materia, donde sistemas que en su momento dieron grandes beneficios a las edificaciones, hoy requieren una inversión que permita actualizarlos o simplemente emplear los más modernos y funcionales equipos que consuman y hagan más eficiente el uso de la energía.

Atender estos temas es tarea de todos y para ello, instituciones y organismos del sector público y privado, han trabajado en desarrollar incentivos que promuevan y fomenten acciones en pro de una acción que sin duda será cada día más recurrida, ya que, considerando el costo de la generación de energía, los sistemas de energías limpias y alternativos que brinden seguridad y certeza al mercado consumidor, se requiere tener también apoyos que permitan implementarlos de manera más ágil y expedita en nuevos proyectos y en el renovación de aquellos que ya son su factura rebasa con mucho los estándares de consumo.

Si bien podríamos hablar de 2 tipos de incentivos, financieros y no financieros, la realidad apunta a que los financieros son los más recurridos en cantidad y en demanda. Sin embargo, los NO FINANCIEROS, provienen de una gran numero de estrategias, iniciativas y programas que el Gobierno Federal, Gobiernos Estatales, Locales y de Organismos No Gubernamentales que apoyan en gran medida las iniciativas en todos sentidos para mitigar de manera importante el alto consumo energético y con ellos disminuir la huella de carbono de las Ciudades.

Dentro de los Incentivos NO FINANCIEROS más importantes en el mercado mexicano, están los programas de apoyo técnico, como ejemplo el FIDE (Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica), programas de capacitación como CONCOCER (Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales) que permite asegurar que la mano de obra está calificada para emplear nuevas técnicas y buscar apoyar las iniciativas en todos los proyectos. Existen, aunque mucho más limitadas, acciones de gobiernos locales para facilitar y acelerar tramites siempre que se trate de proyectos que involucran acciones que mejoren el consumo energético y su conservación sin duda.

El reto está en hacer más, con menos. Los gobiernos e instituciones pueden y deben generar nuevas formas de involucramiento, no hay tiempo para ir atrás y tratar de recuperar lo que no se hizo, la energía cada día será más costosa y un valor invaluable que todos debemos cuidar.

Debemos poner atención a un mercado de gran potencial para empresas que ayuden a administrar las energías y a participar a través incluso de programas internacionales como LEED, EDGE y el etiquetado de vivienda y edificaciones para asegurar un consumo de energía racional siempre.

Hay un espacio para las autoridades, donde los trámites, permiso y autorizaciones de proyectos, a todos los niveles, pudieran ser un gran incentivo para adherirse a las normas y estándares vigentes de manera natural.

Otorgar y generar bonos y distintivos que promuevan la libre competencia y el deseo de presentar innovación, avance y visión futuro en los diseños y ejecución de proyectos.

Comunicar más y mejor sobre como la relación de oferta y demanda, un tema que sin duda será de gran trascendencia en el país, donde la autoridad debe voltear a ver al mundo, al avance y a mantener una visión conjunta de un futuro común.

Incentivos Financieros en México para la construcción Sustentable

InstituciónEnfoqueReferencia
SHFViviendaLink
INFONAVITViviendaLink
SEDATUViviendaLink
LEY ISRComercio – IndustriaLink
FIDEVivienda – Comercio – IndustriaLink

Para conocer más sobre incentivos no financieros, consulte el documento: Incentivos no financieros para movilizar la inversión privada, PEEB 2021.

Lic. Luis Alberto Vega Vaca, Presidente ALENER

Colaboración: ALENER

Normativas clave e integración con políticas gubernamentales de desarrollo

Un elemento fundamental y básico en cualquier estrategia nacional de eficiencia energética es contar con un sistema robusto de normas técnicas y elementos de evaluación de la conformidad, que aseguren la calidad y desempeño energético de los equipos y sistemas que se van integrando a una amplia variedad de instalaciones, como son los hogares, industrias, comercios, sistemas de iluminación y de bombeo en ciudades y municipios.

Por sí misma, la existencia de un conjunto de normas que obligan a que en un mercado nacional o regional solo se puedan comercializar equipos y/o sistemas con el mejor desempeño energético, tiene un efecto de mejora de la eficiencia energética de sectores completos, como el residencial, el comercial y de servicios y el industrial. Esta mejora en eficiencia energética tiene, a su vez, un efecto de mejora de calidad de vida sin un mayor costo, de mayor competitividad de las empresas y, de manera agregada, del cuidado de recursos energéticos no renovables y del medio ambiente común.

Como parte de la política pública en materia de eficiencia energética, se otorga certidumbre técnica, a través de Normas Oficiales Mexicanas de desempeño energético, que toman en cuenta la calidad de los productos; que promueven la certificación de los productos regulados y en el caso de los procesos y sistemas que estos se inspeccionen; asimismo se proporciona información confiable a través del marcado o etiquetado de eficiencia energética.  De igual forma, se coadyuva a la reducción de costos de transacción, generando economías de escala, facilitando a la información útil y fungiendo como catalizador entre actores de mercado y usuarios.  Todo esto con el objeto de cuidar la economía familiar, reduciendo el acceso al gasto público en servicios energéticos, con la consecuente disminución de gases de efecto invernadero.

La eficiencia energética en las edificaciones.

Debido a que la fracción de la electricidad en el sector residencial, usada para confort térmico, crece de manera significativa, cada año; es fundamental aplicar medidas para disminuir la ganancia de calor al interior de las edificaciones y una de estas medidas es contar con una envolvente térmica adecuada, la cual se compone de manera general, por ventanas, muros y techos.

En este sentido la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía, de acuerdo con su ámbito de competencia, ha emitido las siguientes Normas Oficiales Mexicanas, NOM:

NOM-020-ENER-2011, Eficiencia energética en edificaciones. Envolvente de edificios para uso habitacional.

NOM-008-ENER-2001, Eficiencia energética en edificaciones, envolvente de edificios no residenciales

NOM-018-ENER-2011, Aislantes térmicos para edificaciones. Características, límites y métodos de prueba.

NOM-024-ENER-2012, Características térmicas y ópticas del vidrio y sistemas vidriados para edificaciones. Etiquetado y métodos de prueba.

Con relación al tema de los vidrios, parte fundamental de la envolvente de cualquier edificio, dependiendo de donde se construya la edificación, pueden disminuir el consumo energético entre un 19 y 30 %, por lo que la inversión inicial del equipo de acondicionamiento de aire se puede ver reducida en un 30% [1].  Para lograr dichos ahorros es necesario cuidar la trasferencia de calor, ya sea por conducción, radiación; así como la infiltración; además de colocar vidrios y sistemas vidriados con características térmicas y ópticas eficientes.

También es importante señalar que, en localidades con climas templados y no tan extremos, la ventilación natural puede ser una buena opción para lograr el confort térmico al interior de las edificaciones, ya que se tendrá un ambiente más sano; lo cual resulta de gran relevancia en estos momentos que estamos viviendo, a raíz de la Pandemia del Covid19.

Finalmente es importante resaltar que la normalización en eficiencia energética ha demostrado ser una de las políticas públicas de ahorro de energía de mayor impacto en toda América Latina.

Colaboración: CONUEE

Cumplimiento de los requisitos normativos en la construcción en México

El marco normativo de la Construcción, evoluciona a partir de las tendencias de la construcción, del empleo de productos y soluciones arquitectónicas, las nuevas tecnologías, así como la demanda del mercado.  

Las tendencias de la construcción: la edificación y su entorno, la infraestructura urbana, las obras públicas, se ven determinadas no solo por la planeación o las políticas de gobierno, sino también por factores no esperados como son, entre otros:

  • Los acontecimientos derivados de los fenómenos naturales, como han sido los terremotos, los huracanes, inundaciones, y ahora lo que estamos presentando ante el Covid 19. 
  • Desarrollo e innovación tecnológica.
  • Tendencia en formas de comunicación, datos, inteligencia artificial
  • Necesidades sociales y económicos
  • Acuerdos globales
  • El mercado,

Todos estos factores, afectan a un replanteamiento sobre el futuro a corto, mediano y largo plazo de las ciudades, la regeneración urbana y la vinculación del uso de las construcciones, renovaciones rehabilitación, cambio de usos.   Por lo que la adaptabilidad del espacio es muy importante y por lo tanto el desarrollo normativo de las construcciones, es una tarea permanente de trabajo y actualización.

Una de las tendencias globales en normalización y estandarización, han sido aquéllas que contribuyen a la mitigación de los efectos del cambio climático, como son la eficiencia energética, el análisis del ciclo de vida de los materiales, la calidad del ambiente interior, dotación y tratamiento  del agua,  espacios saludables, entre otros,  para lo cual se desarrollan los estándares necesarios que satisfagan el cumplimiento de objetivos medibles.  Por ejemplo: la Certificación de edificios; demanda aplicación de diferentes criterios técnicos de calidad y de habitabilidad, es en donde juegan un papel muy importante, la envolvente térmica del edificio, la decisión de materiales a emplear y sobre todo conocer cómo debe medirse, monitorearse y mantener el desempeño esperado.

Los Códigos o  Reglamentos de construcción, han sido elementos clave y estratégicos para vigilar  el cumplimiento y aplicación de la normatividad con el fin de  las construcciones sean seguras y habitables. 

En este sentido las normas y estándares podrán ser referenciados en estos códigos con el fin de que su cumplimiento sea obligatorio.  Su actualización y revisión sistemática deberá ser la clave para el cumplimiento y aplicación de las normas.

El desarrollo de estándares a través de los organismos de estandarización, obedecen a las necesidades de la industria, pues los mejores conocedores de estas necesidades son los productores principalmente, así como constructores y proyectistas.  

El cumplimiento de la normatividad y los estándares, todavía presentan muchas debilidades, tanto por el conocimiento, como su vigilancia, por lo que es necesario promover el conocimiento y convencimiento de sus beneficios, así como la aportación al fomento a la competitividad. 

Para mejorar el desarrollo, cumplimiento y aplicación de la normatividad en la construcción, es necesario conocer las responsabilidades en todos los procesos: desde el proyecto arquitectónico hasta el uso ocupación del edificio y  su mantenimiento.   Es por ello que, las empresas y profesionistas pueden identificar los beneficios que resultan del uso de productos certificados que evidencian el cumplimiento de los estándares de producto, para incorporar las mejores soluciones de calidad en  la edificación u obra en cuestión.

Por otro lado también hace falta contar con la infraestructura necesaria para poder llevar a cabo los ensayos en productos así como el reconocimiento de los laboratorios que cuentan con personal con la competencia técnica necesaria y equipos calibrados.

También es importante resaltar la necesidad de formar y desarrollar capacidades en áreas de especialidad técnica correspondiente, sobre todo para las nuevas tecnologías que hoy en día está modificando de manera muy rápida las formas de construir y de generar soluciones sustentables.

Algunos retos para promover el cumplimiento y aplicación e las normas son la actualización e innovación normativa, considerando las nuevas neesidades y formas de comunicación; generar mejores espacios habitables, saludables y seguros a los usuarios de los edificios para su confort y mejor desempeño energético así como el empleo de productos certificados en la construcción para promover una mayor competitividad en el mercado.

Arq. Evangelina Hirata Nagasako, Directora General del ONNCCE, S.C.

Colaboración: ONNCCE