Skip to content

La Contribución de los  Estándares y la Certificación en la  Edificación Sustentable

Objetivos del desarrollo sustentable (ODS) y la edificación, la influencia de los acuerdos globales en el desarrollo de políticas aplicables a la edificación

Los acuerdos internacionales y los compromisos de los países para enfrentar los efectos del cambio climático y las políticas derivadas de ellos, han sido algunos de los factores que han influido en las tendencias de la edificación.  Sobresalen los Objetivos del Desarrollo Sustentable (ODS) aprobados el 25 de septiembre del 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas como parte de la agenda de desarrollo sustentable.

La Agenda 2030 de Desarrollo Sustentable, junto con las agendas globales, como el acuerdo  de París sobre el cambio climático y la Agenda de Acción de Addis Abeba y el Marco de Acción de Sendai, definen  una hoja de ruta para cumplir con los ODS.

Algunos puntos importantes que influyen en la construcción son:  Salud y bienestar; calidad del aire itnerior; agua y saneamiento; energía asequible y no contaminante; ciudades y comunidades sostenibles y producción y consumo responsables, entre otros.  Éste último , resalta su importancia porque establece el hacer más y mejores cosas con menos recursos para generar ganancias netas de las actividades económicas mediante la reducción de la utilización de los recursos naturales para elevar una mejor calidad de vida.

En este sentido, las polítidas globales están enmarcadas en el concepto de economía circular resaltando el concepto de las 7Rs:  reflexionar, reducir, rediseñar, reutilizar, reparar, reciclar y recuperar.  Sin olvidar que los objetivos de esta economía considera el priorizar los recursos regenerativos, repensar en los modelos de negocio, diseñar para el futuro, incorporar la tecnología digital y el fortalecimiento  y desarrollo del conocimiento.

La Industria de la construción, está comprometida para ser cada vez más competitiva lo que provoca mayores retos en la innovación no solamente para satisfacer un mercado inmobiliario, sino para que las edificaciones contribuyan con los objetivos del desarrollo sustentable.

La certificación de  productos y edificios, su importancia en el valor y calidad de la edificación.

Una de las tendencias globales en normalización y estandarización, han sido aquéllas que contribuyen a la mitigación de los efectos del cambio climático,  como son  la eficiencia energética, el análisis del ciclo de vida de los materiales, la calidad del ambiente interior, dotación y tratamiento  del agua,  espacios saludables, la aceleración digital, entre otros,  para lo cual se desarrollan los estándares necesarios que satisfagan el cumplimiento de objetivos medibles.  

Cada vez más se reconoce el valor de una certificación, no solamente para edificios, sino para productos y sistemas que contribuyen a una edificación sustentable, o de baja emisión de CO2 o sobre la descarbonización.  Han surgido diversas herramientas y diseño de los criterios para contar con una certificación o etiqueta del edificio dependiendo el alcance de lo que se quiera medir y comprobar, pues no solamente servirán para fines de mercado, sino para conocer el desempeño de la edificación en sus diferentes modalidades.

La Certificación de edificios  incorpora la aplicación de diferentes criterios técnicos de calidad interior y de habitabilidad, es en donde juegan un papel muy importante, la envolvente térmica del edificio, la decisión de materiales a emplear y sobre todo conocer cómo debe medirse, monitorearse y mantener el desempeño esperado.  Es por ello que los productores de materiales y los diseñadores, también son muy importantes en la construcción, pues  es necesario que los materiales que se produzcan deben contener etiquetas o información relativa a sus características y su utilidad, con el fin de que los diseñadores tengan elementos para la toma de decisiones que demanda un proyecto ejecutivo.   Pues el diseñador o proyectista debe considerar que la construcción aporta a los beneficios ambientales y económicos que hemos comentado. 

Contar con estas certificaciones implica también considerar las fases de monitoreo y contar con indicadores que permitan establecer medidas para el ahorro de los diferentes consumos y conocer la calidad de los espacios útiles y su funcionamiento en general.  Hoy en día las grandes edificaciones, tanto por su altura como por su complejidad en el uso y destino de las mismas deben conocer estos datos y monitorear el funcionamiento en general de la edificación, acompañada del mantenimiento del mismo para ofrecer en primera instancia la seguridad de los usuarios y la construción misma.

El rol de los productores, distribuidores, en la cadena de valor de la edificación y su contribución en la economía circular.

La Economía Circular es un modelo de negocio que se basa en el reciclaje, la reutilización y la reducción de los recursos naturales, que, a partir las iniciativas globales, las empresas  deben desrrollar cambios en sus procesos que eviten que sus   productos generen residuos sin un posterior tratamiento.

El desarrollo de estándares a través de los organismos de normalización y estandarización, obedecen a las necesidades de la industria, pues los mejores conocedores de estas necesidades son los productores principalmente, así como constructores y proyectistas.  

La innovación tecnológica, la competitividad de los productos y el generar nuevas soluciones de la construcción tanto en los materiales que se emplean en las estructuras como en los acabados, los accesorios entre otros, generan el reto de utilizar productos que optimicen su ciclo de vida,  el usar componentes de reuso y reciclaje que puedan medir su disminución en el impacto al medio ambiente, para lo cual también existe una gama de estandares internacionales como son los de la serie 14000 (familia de normas que regula todo lo relativo a los Sistemas de Gestión Ambiental),   entre otras, con el fin de que se consideren en su producción.  Esto hace que los productores de materiales tengan una actividad muy creativa e intensa sobre la investigación y ensayos en laboratorios.

Muchas  empresas han invertido en generar diversos productos para los diferentes usos en la construcción,  sobre todo en los materiales esenciales en toda construcción como han sido la mampostería,  el cemento, los sistemas vidriados, las pinturas, entre otros.   Sin embargo, no siempre se reconoce su desempeño – costo – utlidad,  por parte de los proyectistas y constructores.  Es ahí donde también se debe trabajar en ofrecer una mayor comunicación en  este campo.

Situación en México, reconocimiento de los esfuerzos de los proyectistas, constructores y propietarios para contribuir con los objetivos del desarrollo sustentable en la construcción.

La industria de la construcción en México en sus diferentes sectores ha participado cada vez más activamente en el desarrollo de estándares que contribuyan a la calidad de la construcción y sobre todo en reducir los impactos que afecten al medio ambiente.  

Las experiencias resultado de los los efectos de los fenómenos naturales que sin duda son evidentes, han servido para reflexionar en las necesidades de mejorar la calidad de las construcciones en funcióin de poder mitigar los efectos causados a la población no solamente en los servicios de una ciudad y pérdidas económicas, sino principalmente el de las vidas humanas.

Sin duda un eje tecnológico que ha provocado una gran transformación del mercado, de los sistemas constructivos, del diseño del espacio y de las normas urbanísticas ha sido la transformación digital: uso de datos, comunicación digital, uso de drones para inspecciones, modelados de iformación (BIM) entre otros.  Herramietas que facilitan el control de calidad, costos, desarrollo de proyectos, genración de indicadores de desempeño, entre otros.

En este sentido, se manifiesta un gran interés por preparar a los futuros profesionistas, en las diferentes áreas de especialidad que demandan las tendencias de la construcción.

Cada vez hay mayor conciencia tanto de constructores, diseñadores, proveedores de insumos sobre el estar actualizados y adoptarse a las nuevas necesidades del mercado. Sin embargo, es necesario reforzar el cumplimiento de estándares, el uso de productos certificados, el conocer el desempeño de la edificación para promover mejores prácticas de mantenimiento en la edificación, que garantizará la seguridad de las personas y la vida útil de las construcciones.

Colaboración: Arq. Evangelina Hirata Nagasako
Directora General de ONNCCE

Comparte este artículo:
Artículo publicado en
Edición 37
Edición 37

Contenido de esta edición

Editorial
Segundo Congreso de Sustentabilidad, Confort y Eficiencia en Fachadas de Vidrio
Casa Pasiva Amevec 
La importancia de las ventanas en la certificación Passivhaus
¿Contaminamos más desde casa? El reto de hacer sustentable el trabajo remoto
Una trayectoria de más de medio siglo 
¿Cómo influye la ventana en la sostenibilidad y eficiencia de la vivienda?
Entrevista a Celia Navarrete, Directora de Expo Cihac
Arquitectura bioclimática
Certificación WELL
Las fachadas cinéticas en la arquitectura biomimética