Skip to content

Kömmerling: Una oportunidad de oro para todo profesional de la ventana

El creciente mercado de ventanas de PVC en México

Las ventanas de PVC de tipo europeo han ido ganando mercado a través del tiempo en México, gracias a las prestaciones que ofrecen muy por encima del aluminio convencional que se utiliza típicamente en el país; hermeticidad, aislamiento acústico, aislamiento térmico, cerraderos perimetrales de seguridad, amplia gama de diseños y su larga vida útil hacen de estos productos una opción a la arquitectura que simplemente no existían en la nación antes de la apertura económica, en un mercado que siempre estuvo ahí, pero que simplemente no tenía acceso a este  tipo de productos.

Cada vez son más las marcas europeas que ponen sus ojos con interés en el desarrollo de las ventanas en México y cada vez estos productos se utilizan más en las obras ya como una estándar básico.

Kömmerling, sinónimo de calidad, servicio y alto desempeño

Entre esas empresas encontramos a una de origen alemán, Kömmerling, una de las pioneras en México y sin duda la reina de las marcas en Europa. No solo la calidad y desarrollo continuo de sus materiales los cuales superan todos los indicadores de las normas internacionales, sino la cuidada estructura de su cadena de suministro, entre la selección de sus fabricantes y de sus distribuidores, los cuales están sometidos al riguroso cumplimiento del respeto a la ingeniería de sus productos tanto en la elaboración como en la instalación, para poder certificar a alguno de sus concesionarios.

La marca exige de sus fabricantes un taller completo, desde los espacios de bodega requeridos, forma de almacenaje, maquinaria de precisión de cada uno de sus procesos y en buen estado, sistemas de cotización, explosión de materiales, inventarios y de producción, mano de obra especializada, capacitación constante para poder asegurar la fabricación de sus productos en estándares indicados por Kömmerling, asegurando todos estos procedimientos vía auditorias frecuentes a sus elaboradores.

Para sus distribuidores las exigencias no son menores, el adecuado manejo de los materiales, el equipo de instalación profesional, mano de obra especializada, sistemas de información y el estricto apego a normas de instalación desde el uso de sus insumos autorizados y pre certificados por la empresa.

El cuidado de la cadena de suministro, es una estrategia de marca que se lleva no solo en México, sino en todos y cada uno de los países donde tiene presencia, el objetivo general es asegurar que los productos lleguen al cliente final con un alto estándar de calidad y un alto nivel de servicio. 

Los resultados de este control de calidad se han manifestado a través del tiempo, teniendo como resultado una larga permanencia en cada país y otorgando al mercado una seguridad en su experiencia de compra.

La oportunidad de oro para profesionales de las ventanas

Por tal motivo existe en la industria de los profesionales de la ventana una percepción generalizada sobre la gran dificultad que representa el acceso a manejar los productos de la marca Kömmerling, ya sea como fabricante o como distribuidor. Por un lado, la sola idea de tener un taller con los requerimientos señalados por la marca, implican en automático una alta inversión para quien desee ser concesionario, así mismo los requisitos de instalación suenan de pronto muy complejos de llevar. 

Si bien este razonamiento cobra fuerza debido a que a diferencia de Kömmerling, otras marcas, no son tan estrictas en sus requisitos, la realidad es que se dejan de ver oportunidades al alcance de la mano de cualquier instalador de ventanas, pequeños y micro negocios dedicados a la elaboración de ventanas de aluminio o negocios alternos que tengan esta naturaleza.

Es verdad que montar una fábrica en estándares internacionales representa una inversión que para la mayoría de los profesionales de las ventanas en el país es inviable, sin embargo, lograr certificarse en el manejo, la instalación y la administración logística que implican estos productos, es una opción viable, de baja inversión y de margen atractivo.

El profesional de la ventana certificado por la marca Kömmerling, puede realizar alianzas con el fabricante más cercano, teniendo la seguridad de obtener un producto elaborado en calidad y tiempo, además del soporte de la marca en cuanto a capacitación, publicidad y sistemas de información.

Propuesta de valor al profesional de la ventana 

La propuesta de valor para un pequeño negocio de ventanas es evidente ya que obtiene beneficios muy tangibles; en primer lugar encontrar un complemento a su portafolio de productos, otorgando al mercado mayores opciones y variedad, segundo, una mayor ganancia bruta por la venta de estos productos y tercero con la mitad de trabajo y costo de mano de obra que le implica el elaborar su producto actualmente, al maquilarlo con un fabricante autorizado que por regla general resulta una garantía.

Certificarse con la marca Kömmerling y tener la seguridad de que el control de calidad de a cadena de valor es total, hace la diferencia para facilitar el suministro de las ventanas en tiempo y forma, productos de alto desempeño que tienen valores de rendimiento probados en laboratorio y una ingeniería de clase mundial.

El profesional de la ventana al certificarse podrá capacitarse en el manejo administrativo y logístico de obra utilizado por fabricantes de la marca hoy en día; desde sistemas de información para dar presupuestos profesionales y especificados, hasta acceso a planos de ventanas con cortes, alzados y planta que facilitan las operaciones de obra civil para las preparaciones de obra. 

Es en resumen una oportunidad de oro para cualquier persona dedicada a este giro y la posibilidad de atacar mercados locales donde la oferta de estos productos aún es baja y la demanda es mayor, con menos trabajo y mejores ganancias, con productos de larguísima vida útil que proporcionan un confort al usuario final y de bajo mantenimiento.

La mejor recomendación a un profesional de la ventana, es que acuda con el fabricante más cercano autorizado por la marca y que inicie un proceso de certificación, es mucho más sencillo de lo que se puede llegar a imaginar.

Colaboración: Kömmerling

Comparte este artículo:
Artículo publicado en
Edición 34
Edición 34

Contenido de esta edición

Editorial
Todo sobre vidrio laminado: más seguridad, menos ruido
Niveles de seguridad del vidrio
Vidrio templado
Tragaluces, lucernarios o claraboyas
Plafones con diseño para el area del cenador en tu jardín
Acero Corten
Grüne e ID3 Technology, comprometidos con la estanqueidad y alta calidad de las ventanas de aluminio
Tendencias en la fabricación de portones de herrería